Mazón visita la construcción del paseo peatonal de Valle
Mazón visita la construcción del paseo peatonal de Valle GOBIERNO

El consejero de Obras Públicas y Vivienda, Jose María Mazón, ha supervisado los trabajos de construcción del paseo peatonal de Valle, localizado en las carreteras CA-180, que discurre de Cabezón de la Sal al valle de Cabuérniga, con 400 metros de longitud, así como de la CA-280, desde el Valle de Cabuérniga-Espinilla-Salcedillo, de 50 metros.

Mazón ha visitado la zona junto con el director general de Obras Públicas, José Luis Gochicoa, y el alcalde de Cabuérniga, Gabriel Gómez Martínez, y ha señalado que uno de los objetivos del Gobierno es habilitar carriles bici y peatonales en la carretera de Cabuérniga porque es una vía muy transitada por vehículos y ciclista pero también por los vecinos que pasean por la zona.

Por eso, a juicio de Mazón, estos trabajos que ejecuta el Gobierno solventarán el problema de seguridad que existía entre Sopeña y Valle, una "asignatura pendiente desde hace muchos años" y que tendrá como resultado "un carril espléndido para poder disfrutar".

El alcalde de Cabuérniga se ha mostrado muy satisfecho por su construcción, puesto que era una obra "muy demandada por los vecinos" y que permitirá que la gente que quiera pasear lo pueda hacer "sin peligro por estar caminando por el arcén" de la carretera.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

La solución proyectada por la Consejería de Obras Públicas consistirá en la ampliación de la plataforma con una anchura importante para construir el paseo peatonal en la zona urbana, paseo que se extiende desde la entrada hacia Sopeña, junto al cuartel de la Guardia Civil, hasta el inicio del suelo urbano en Valle.

Desde este punto, se ejecutará una acera y un paseo, cuya anchura será de 1,80 metros, terminando la obra a la altura del paso de peatones existente frente a la bolera.

El paseo peatonal será pavimentado con mezcla bituminosa en caliente y zahorra artificial, terminado con pintura acrílica en color rojo, mientras que el tramo de acera se terminará con pavimento de baldosa hidráulica, hormigón en masa y zahorra artificial, y se retranqueará el muro de mampostería que existe junto a la carretera.

Tal y como ha subrayado el consejero, la seguridad para los viandantes estará "plenamente garantizada", pues además se repondrán los servicios que resulten afectados, además de sustituirse el alumbrado público por sistemas de tipo LED, manteniendo las columnas existentes, y colocándose la señalización y balizamiento que resulte necesaria.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.