Entrevista a Carles Puigdemont.
Entrevista a Carles Puigdemont. Jorge París

El candidato de JuntsxCat Carles Puigdemont insiste en que puede ser investido presidente de la Generalitat pese a estar en Bruselas e incluso que puede gobernar desde allí. "Tengo todo el derecho del mundo. Espero que los derechos de los diputados sirvan para todos. Soy un diputado perfectamente elegible como president", ha reiterado este viernes en una entrevista a Catalunya Radio.

Puigdemont ha explicado que siguen "ensayando" las vías para una elección a distancia de cara al debate de investidura que se celebrará a final de mes y ha asegurado que no están "prohibidas" en el reglamento del Parlament. Ha recalcado a los letrados de la Cámara, que se oponen a una investidura telemática, que ellos "no son el escaño 136", sino que solo "asisten" a un "órgano soberano", que es la Mesa y que toma decisiones "legales".

Puigdemont ha defendido que es viable gobernar desde la capital belga gracias a las nuevas tecnologías, algo que sin embargo no podría hacer como "presidiario" en España. El expresident ha mantenido así de que solo renunciará a ser investido si no tiene apoyo parlamentario.

"En la prisión no me podría entrevistar, ni dirigirme a la gente, escribir y recibir a gente, muchas de las cosas que hago. La única manera de seguir haciéndolo es con libertad y seguridad, que es lo que garantiza que políticas públicas se puedan desarrollar", ha explicado.

"Entre presidente y presidiario, prefiero ser presidente", ha dicho, tras admitir que gobernar desde Bélgica no es lo que querría. No pierde la esperanza de que se retire la orden de detención, lo que "ayudaría mucho a poner las bases del diálogo".

En su opinión, hoy en día los grandes proyectos empresariales se gobiernan con el "uso de las tecnologías" y la ley catalana prevé "usos telemáticos" para gobernar.

Puigdemont ha subrayado que la disyuntiva es "gobernar desde Madrid —a través del 155— o gobernar desde Cataluña y también desde Europa", descartando un regreso a España si su destino es la prisión.

En un mensaje a ERC ha indicado que el "plan de la restitución" de las instituciones catalanas tras el artículo de la Constitución "solo es uno" y en él están "comprometido todos los de la mayoría" independentista del Parlament: "Es lo que acordamos".

Sin desvelar las fórmulas que negocia con los republicanos para poder ser investido en el Parlament, ha reivindicado que los catalanes votaron en las elecciones del 21 de diciembre por la restitución del Govern, y que si su posible nombramiento como presidente de la Generalitat no lo reconoce el rey "el problema lo tiene el rey".

Aunque hoy serán los diputados Elsa Artadi y Eduard Pujol quienes en nombre de JxCat se entrevistarán con el presidente del Parlament, Roger Torrent, Puigdemont ha dicho que quiere reunirse "lo antes posible" con él, un encuentro que "solo se puede hacer en Bruselas" y que sería "una señal de restitución" de las instituciones.

El líder de JxCat ha insistido que "no hay plan B al plan A, que es la restitución", por lo que no ha "contemplado" la posibilidad de ser eurodiputado para poderse quedar en Bruselas, aunque ha añadido que en la vida no descarta nada, "ni pasar 30 años en la prisión, ni 20 en Bélgica ni 10 años haciendo otras cosas".

Al ser preguntado por si renunciará a la unilateralidad en su plan de gobierno si es investido, ha respondido que lo que quiere es que sea el Estado quien "renuncie a su unilateralidad", la que a su juicio empleó para aplicar el 155.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.