La evolución de una mancha de fuel en el mar localizada sobre las 17.45 horas ha obligado a la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias a activar el Plan Específico de Contingencias por Contaminación Marina Accidental de Canarias (PECMAR).

La mancha fue detectada en las costas de Granadilla y ha llegado al espacio natural protegido de Montaña Roja, de 166 hectáreas y lleno de arenas inorgánicas y de humedales.

El vertido procedía de uno de los puntos de repostaje de Cepsa desde el que los barcos suministran combustible a la instalación del aeropuerto Tenerife Sur. Los submarinistas de esta compañía han localizado y sellado la fuga en la válvula por la que se estaba vertiendo queroseno al mar.

No obstante, retenes de esta empresa permanecerán esta noche en la zona realizando labores de seguimiento para comprobar si, una vez solucionada la incidencia, efectivamente no continúa el vertido.

Asimismo, recursos de Salvamento Marítimo han estado realizando trabajos de dispersión del vertido y a primera hora de este viernes un helicóptero del Grupo de Emergencias y Salvamento del Gobierno de Canarias (GES) volverá a sobrevolar la zona.

Con la información obtenida, si se confirma que ha cesado el escape de queroseno, la Consejería de Política Territorial, Sostenibilidad y Seguridad del Gobierno de Canarias valorará nuevamente la situación.

Como medida preventiva, el Ayuntamiento de Granadilla mantendrá cerrada al baño la playa de la Tejita.