El presupuesto correrá a cargo de la institución insular y ascenderá a 9.005.500 euros, con un 50 por ciento de financiación a cargo del Impuesto de Turismo Sostenible.

El proyecto ha sido presentado en Fitur y constará de 4.500 metros cuadrados, "con instalaciones punteras y una oferta formativa de máxima calidad a cargo de la Escuela balear de Hostelería", ha dicho el presidente Vicent Torres.

El Consell tramitará el proyecto y adjudicará las obras antes de que acabe el año y así, tras 18 meses de construcción, podrá abrir en 2020.

Según ha recordado, la iniciativa surgió en 2008, con el presidente Xico Tarrés, cuando se firmó un protocolo con el Ministerio de Defensa para la cesión de uso de la antigua caserna militar de Ibiza.

En 2010 se formalizó la compra de estos antiguos terrenos militares por parte del Consell a través de la aportación del Estado de los fondos estatutarios para desarrollar una zona de servicios insulares y un campus.

A partir de 2015, se retomó el proyecto incluyéndose como una prioridad la creación de la Escuela.

"Gracias al compromiso del Govern, hace un año dimos forma al proyecto, con la firma del protocolo de actuación con la presidenta Francina Armengol", ha explicado Vicent Torres.

CARACTERÍSTICAS DEL PROYECTO

El Consell, a través de la planificación de las actuaciones incluidas en el Parque Insular de Servicios de Sa Coma, reservó un pabellón y los exteriores de la antigua cantina militar que consta de planta baja y almacén para ubicar la futura Escuela de Hostelería.

Asimismo, se contempla la reforma integral del edificio y se ha adosado a la cara oeste una nueva construcción de unos 1.399 metros cuadrados con planta baja y primer piso.

Según el Consell, la Escuela será una instalación moderna, con una cocina de 840 metros cuadrados y tres pistas, capacidad para 26 puestos de cocina, horno de pan, obrador y cámaras para carne o pescado, entre otras cosas.

Además, contará con cinco aulas para 30 personas cada una, dos aulas de informática y una de estudio.

El centro ofrecerá estudios y actividades dedicadas a la enseñanza de la gastronomía nacional e internacional o el análisis de las nuevas tendencias.

En cuanto a los cursos, habrá uno de especialista en servicios de cocina y restauración o en alojamientos y comercialización hotelera, entre otros.