Exposición 'Zentsurak'
Exposición 'Zentsurak' UPV/EHU

Según han explicado desde la universidad vasca, "esta muestra no es una retrospectiva del autor, sino que se detiene en dos momentos que han sido determinantes en su vida personal y artística".

De este modo, la sala Chillida del Bizkaia Aretoa ofrecerá la muestra 'Censuras', en referencia a la "etapa antifranquista" de Agustín Ibarrola, donde se podrán ver grabados, carteles y collages realizados entre 1961 y 1975, "en plena dictadura", han detallado.

Por otro lado, la sala Axular albergará la muestra 'Zentsurak', que reúne un número de obras dedicadas a la lucha contra el terrorismo de ETA. En este espacio se podrán ver fotografías del Bosque de Oma tras los atentados del 2000, 2001 y 2003, además de pinturas, grabados y esculturas de encapuchados.

La rectora de la Universidad del País Vasco, Nekane Balluerka, ha explicado que esta exposición "no sólo busca reconocer y agradecer la trayectoria de Agustín Ibarrola como profesor, sino también homenajear a una figura singular del arte vasco, un intelectual que ha trabajado sin cesar a lo largo de más de medio siglo y que ha sido testigo, agente activo y referente ético de nuestra historia más reciente".

DESDE ANTAGÓNICAS IDEOLOGÍAS

Esta muestra es una de las principales actividades del Festival Zentsura At, un certamen que "surge con el objetivo de defender los derechos humanos y la libertad de expresión, como apoyo a todos los artistas que, por alguna razón, en algún momento, en algún país, han sido censurados", ha recordado su director, José Ángel Serrano.

En esta ocasión, ha indicado, se ha decidido "dar voz" a Agustín Ibarrola, "uno de nuestros artistas plásticos más importantes", que ha sufrido "censura desde diferentes y antagónicas ideologías".

"Exilio, cárcel, multas, todo ello por mantener su derecho a pensar, su derecho a expresarse, en este caso a través de la pintura y la escultura, además de, evidentemente, su derecho a la palabra", ha manifestado José Ángel Serrano.

El comisario de la exposición, José Ibarrola, ha explicado que "hacía décadas" que no se podía ver en la Comunidad Autónoma Vasca una exposición con tantas obras del artista vizcaíno. "El tiempo cicatriza las heridas, pero también es implacable. El ciclo vital de las personas es pequeño y apenas permanece en la memoria de quienes quieren recordar. La huella del artista es, quizás, una de las pocas herramientas que tenemos para reconocer la libertad", ha señalado.

Esta muestra, que se prolongará hasta el 28 de febrero, se podrá disfrutar de lunes a viernes, de ocho de la mañana a ocho de la tarde, con entrada libre.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.