La vista ha comenzado pasadas las 10 horas con las alegaciones de las partes y en ausencia de la víctima, citada a declarar como testigo. A las 11 horas el tribunal ha solicitado un receso para deliberar y una hora después comunicaba el aplazamiento de la vista hasta el 16 de marzo para resolver la cuestión de las escuchas, según han informado fuentes judiciales.

Los hechos juzgados tuvieron lugar en febrero de 2012 y en su escrito de calificación provisional Fiscalía solicita una pena de dos años de prisión por el delito intentado de detención ilegal, del que considera autores a cuatro acusados y cooperadores necesarios a otros tres por "facilitar" las rutinas y localización de la víctima.

Según el relato de la Fiscalía, el principal acusado, que estuvo en prisión provisional hasta abril de 2012 y que eludió pagando una fianza de 9.000 euros, en el año 2011 "se introdujo" en un "grupo de delincuentes" dirigido por la víctima dedicado al envío de dinero al extranjero a través de entramados empresariales.

Posteriormente, surgieron entre víctima y acusado "diversos enfrentamientos que desembocaron en una enemistad", hasta el extremo de que la víctima "llegó a encargar a otras personas que agredieran" al ahora procesado, agresión que se produjo el 5 de febrero de 2012 en Los Alcázares (Murcia).

Paralelamente, un juzgado había autorizado a la policía a intervenir los teléfonos del acusado, escuchas gracias a las cuales pudieron descubrir que "como respuesta y en venganza de la paliza que había sufrido", el procesado estaba planificando el secuestro. No obstante, la defensa ha solicitado al tribunal la anulación como prueba de estas escuchas, cuestión sobre la que deliberará el tribunal antes de retomar la vista el próximo mes de marzo.

Consulta aquí más noticias de Alicante.