Carreño se dirige a los medios acompañado por Bernabé, a la derecha
Carreño se dirige a los medios acompañado por Bernabé, a la derecha EUROPA PRESS

La Red Sísmica Nacional, dependiente del Instituto Geográfico Nacional del Ministerio de Fomento, está trabajando para detectar la falla que provocó hace dos semanas una serie de decenas de terremotos consecutivos en la comarca del río Mula y no descarta que se trate de una nueva fractura de la corteza terrestre.

No obstante, la Red descarta que se puedan producir "grandes temblores de magnitudes enormes" como los que se dan en países como Ecuador, Chile o Indonesia porque las fallas allí "son de cientos e, incluso, miles de kilómetros", algo que "no se da en la Región, al menos en base a los conocimientos actuales, por lo que no existe la potencia para que se produzcan".

Así lo ha hecho saber el director de la Red Sísmica Nacional, Emilio Carreño, en una rueda de prensa que ha ofrecido junto al delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Bernabé, dos semanas después de que la comarca del Noroeste-río Mula registrara decenas de terremotos que causaron "cierta alarma social e inquietud".

En este sentido, Carreño ha reconocido que la Red Sísmica Nacional no puede predecir los terremotos ni puede saber si va a haber temblores mayores. Frente a ellos, sólo cabe la prevención, es decir, aplicar las normas de construcción sismoresistentes y adoptar pequeñas medidas de precaución a nivel doméstico, sobre todo cuando se vive en zonas como Murcia, susceptibles de sentir terremotos.

"Se trata de consejos tan sencillos como, por ejemplo, anclar una librería a la pared y evitar ponerla en lugares peligrosos como detrás de la cama", ha precisado.

EL GOBIERNO CENTRAL REFUERZA LA RED DE DETECCIÓN

A raíz de la oleada de terremotos, Bernabé ha señalado que el Gobierno de España "empezó a adoptar medidas y a reforzar los mecanismos ya existentes como prueba evidente de la preocupación que en el Ejecutivo central se tiene con todo lo que tiene que ver con la vida de los murcianos", sobre todo "en una comunidad tan singular en lo que respecta a la actividad sísmica".

Bernabé ha recordado que la Región dispone de cuatro sismógrafos fijos instalados de forma permanente, que se han reforzado ya desde la semana pasada con otros dos sismógrafos móviles que se han instalado en la pedanía muleña de Yéchar y en el municipio de Albudeite con el fin de "monitorizar perfectamente la zona afectada". Además, el delegado ha señalado que en la Comunidad existen instalados un total de 18 acelerógrafos como complemento a esos sistemas fijos de sismografía.

En este sentido, ha adelantado que la Región se convierte ahora mismo en la comunidad "pionera" en la que se va a aplicar el programa Silex, que consiste en la instalación de una nueva red de acelerógrafos en todo el territorio nacional. En concreto, un centenar de estos aparatos se van a instalar en la Región para "monitorizar" por completo los temblores.

Bernabé ha señalado que ya hay diez de estos acelerógrafos ubicados en la zona de Lorca y, ahora mismo, se están fabricando 25 de ellos, que se van a instalar próximamente en diferentes municipios. "Son pruebas evidentes y palpables de que el Gobierno de España está muy encima de la realidad de esta comunidad y muy atentos a lo que puedan ser los movimientos tectónicos", ha remarcado.

((HABRÁ AMPLIACIÓN))

Consulta aquí más noticias de Murcia.