Foto de la reunión
Foto de la reunión CAIB

Así, han explicado que el viernes pasado se realizó, en las albuferas del norte de Mallorca, el habitual censo de aves acuáticas invernantes y que los datos recogidos desde 1986, en el caso de S'Albufera de Mallorca y desde hace casi 20 años en el caso de S'Albufereta, son un "muy buen bioindicador de la salud de estos ecosistemas".

De esta manera, este año se han censado 8.870 aves, de 57 especies diferentes, en el Parque Natural de S'Albufera de Mallorca; 2.670 aves de 38 especies en la Reserva Natural de S'Albufereta; 316 aves de 10 especies en Maristany, y otras 29 aves en el Estany dels Ponts.

En estos censos han participado 74 ornitólogos y voluntarios colaboradores, lo que supone un récord de participación. En el caso de S'Albufereta, además, se ha superado la máxima cifra de aves invernantes registrada hasta la fecha (que correspondía al año 2011, con 2.576 aves), lo que refleja "el buen estado de conservación".

En el caso de S'Albufera de Mallorca, la cifra de aves acuáticas de este mes de enero representa una ligera mejoría respecto a los inviernos de los últimos tres años, si bien todavía está muy lejos de los récords obtenidos al principio de esta década.