"Casco antiguo" como "historic helmet" o "Centro Botín" como "Loot Center". Así son las traducciones de la nueva web de turismo del Ayuntamiento de Santander, gobernado por el PP. El Consistorio pretendía que esta página centrara su presencia en Fitur, una de las ferias de turismo más importantes del mundo, que ha arrancado este miércoles en Madrid. Y lo ha conseguido, pero por motivos diferentes a los deseados.

La oposición habla de "ridículo", de "vergüenza" y de "bochorno" pero el tema ha trascendido el debate político y hasta la Asociación Española de Traductores, Correctores e Intérpretes (Asetrad) ha puesto el grito en el cielo, por esas "traducciones literales, sin sentido gramatical y sintáctico o directamente sin sentido".

Estos profesionales explican que Botín es un apellido y no debería traducirse, además de que la traducción literal "tiene una connotación muy negativa". O que un nativo jamás entendería "historic helmet" como "casco antiguo", ya que el término en inglés se refiere a un casco como objeto para proteger la cabeza.

Los casos en inglés son los más sonados pero el resto de idiomas no salen mejor parados. "Baños de ola" son "Thermes de ola" en francés o "Bäder von ola" en alemán. La página se encuentra disponible en siete lenguas.

"Nos parece especialmente grave el resultado de haber prescindido de los servicios de un profesional cualificado, si es que llegaron a contratarlo, y no a una máquina", denuncia el colectivo, que agrega que "es especialmente peligroso poner en jaque la reputación y uno de los motores económicos de la ciudad y del país de una forma tan evitable".

La concejala de Cultura y Turismo, Miriam Díaz, se ha disculpado por estos errores y ha reconocido el uso de motores de idiomas, según recoge El Diario Montañés. Díaz ha justificado que son idénticos a los empleados por otras webs de turismo, como la de Cantabria.

La edil también ha agregado que ha primado tener la página lista para Fitur pero que se sigue trabajando en el ajuste de contenidos y que las traducciones serán revisadas por profesionales.

El Español recuerda que el Ayuntamiento tuvo que anular la presentación de este web por los retrasos que causaron las acusaciones de plagio del logo que incluía. Cambiaron de empresa y adjudicaron por 6.000 euros el proyecto a una nueva compañía.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.