Casimiro Curbelo
Casimiro Curbelo PARCAN

El portavoz de ASG en el Parlamento de Canarias, Casimiro Curbelo, ha asegurado que el pacto político que han fijado los cuatro partidos para hacer uso del llamado colegio de restos "no se trata de una reforma electoral, sino un mero reparto de cuotas de poder entre los grandes partidos".

Curbelo ha mostrado su rechazo a este acuerdo, ya que considera que el Parlamento canario "va a elevar el número de diputados a setenta para distribuirlos de acuerdo a un pacto político de los partidos de las dos grandes islas que pretende alterar el equilibrio en la representación electoral de las islas y no entra en profundidad a resolver los problemas del sistema electoral canario".

Por ello, entiende que se ha perdido la oportunidad de discutir una "gran" reforma de la Autonomía para modernizar su estructura y adecuar la representación de las islas manteniendo salvaguardas a la representación de las no capitalinas. "La propuesta que se ha planteado no aporta nada a Canarias y sólo servirá para destruir el sistema de la triple paridad que ha funcionado durante casi cuatro décadas permitiendo la convivencia y el desarrollo de nuestras islas", argumenta.

Casimiro Curbelo confía en que en la próxima ponencia para tratar la reforma del sistema electoral canario, prevista para el día 29, "se estudie con mayor profundidad los cambios que se plantean y que se abandone la idea de establecer un nuevo contrato político, un subterfugio de restos en el que las islas con más población obtengan más peso político en el Parlamento puesto que es una profunda injusticia y va contra la realidad de Canarias".

Por otra parte, ha mostrado su postura favorable a una reducción de los topes de acceso a la Cámara del 6 al 3%, en el caso de los votos regionales y del 30 al 15%, en los votos de una circunscripción insular. Asimismo, ASG mantiene su "firme" defensa por el actual sistema electoral, que contempla la triple paridad, "con la que se garantiza los equilibrios insulares".