La Audiencia provincial de Bizkaia destaca en un auto el "desaliento" de los consumidores afectados por cláusulas suelo al alargarse el procedimiento para recuperar las cantidades que se les cobró de más, debido a que los tiempos de resolución de los juzgados especiales que se ocupan de estos temas "se ha incrementado de forma escandalosa".

Esta reflexión se recoge en la resolución judicial, en la que la Audiencia vizcaína estima el recurso presentado contra un auto dictado por el Juzgado de Primera Instancia número 2 de Barakaldo en el que se declaraba incompetente para conocer la demanda presentada por parte de un consumidor contra una entidad financiera para recuperar el dinero de le adeudaba por la aplicación de una cláusula suelo declarada abusiva.

En concreto, el órgano jurisdiccional establece que el Juzgado ordinario de Primera Instancia, en este caso el de Barakaldo, es "competente" para resolver reclamaciones de condiciones generales de contratación, sin que tenga que hacerlo el Juzgado especializado en cláusulas suelo abusivas, el de Primera Instancia número 11.

En el auto, la Audiencia de Bizkaia alude al "desaliento" de los consumidores afectados por claúsulas suelo, a los que "no sólo los bancos de forma reticente no se avienen a abonar aquello que les impuso de forma abusiva", sino que, además, se "alarga su pretensión resarcitoria en el tiempo".

INCREMENTO "ESCANDALOSO"

Ello se debe, según asegura, a que los tiempos de resolución en los juzgados especiales que abordan estas cuestiones "se han incrementado de forma escandalosa" en relación a "los tiempos en que los juzgados ya existentes de primera instancia venían resolviendo".

Por tanto, cree que "difícilmente" se puede admitir que se logra una reparación "de forma sencilla y rápida" cuando se atribuye al Juzgado de Primera Instancia número 11 bis de Bilbao -encargado de los casos de cláusulas suelo-, "de más materia de aquella para cuyo fin se creó".

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.