"Ciudadanos de Tabarnia, no estoy aquí", Estas han sido las primeras palabras del primer discurso de Albert Boadella, actor y director teatral, como presidente de Tabarnia en el exilio, emitido este martes desde Barcelona en el acto de presentación en sociedad de Tabarnia como plataforma cívica.

Vía Skype, y en un atril junto a las banderas europea, española y del territorio imaginario de Tabarnia, Boadella ha parafraseado la famosa frase del president Josep Tarradellas: "Ja sóc aquí".

El actor ha explicado a los tabarneses que no puede pisar Tabarnia (ni el resto de Cataluña) porque "se llenó de rufianes que lo han trinchado todo" y a los que no les importa "llevarnos a la ruina más absoluta". "Han dividido Cataluña, España y si pueden, Europa", ha denunciado Boadella, que ha definido al movimiento tabarnés como "unos anticuerpos capaces de reaccionar ante la epidemia: los ciudadanos de Tabarnia".

Ha calificado el proceso separatista como una situación en la que "se han roto familias, amistades y negocios" pero el movimiento tabarnés se erige como "un renacimiento del sentido común": "Los tabarneses han dicho basta a tantos capullos disfrazados de segadors, a envenenar la cabeza de los niños y a incitar el odio hacia el vecino del rellano".

"Aquí cabe todo el mundo", ha dicho, refiriéndose al carácter "abierto y acogedor" de Tabarnia y, en alusión directa a los políticos independentistas, ha añadido: "Soy un payaso, pero a su lado soy un modesto aprendiz. Porque, por mucho que he trabajado, no he conseguido superarles. Sus golferías son espectaculares, han hecho del Parlament un auténtico Teatre Nacional de Catalunya".

Y ha lanzado un aviso, poco antes de finalizar su discurso, a los que quieran seguir impulsando el procés: "Si siguen en el procés la respuesta de Tabarnia no será otra que un corte de mangas y butifarra a la Cataluña que nos quieren imponer", para terminar con un "Viva Tabarnia, que es lo mismo que decir Viva España".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.