Un total de 28 lucenses con capacidades diferentes o en riesgo de exclusión social que estaban en situación de desempleo trabajan en empresas de la provincia a través del 'Ben Empregado 3, máis social'.

Éste es uno de los programas de empleo de la Diputación mediante el que el gobierno provincial ha decidido financiar "al cien por cien" los costes laborales de nuevos trabajadores en establecimientos de autónomos y pequeñas y medianas empresas (pymes) de la provincia, siempre que se tratasen de vecinos en paro y de colectivos vulnerables.

El presidente, Darío Campos, y la diputada de Promoción económica e Social, Sonsoles López Izquierdo, han mantenido este lunes un encuentro con tres de estos trabajadores, que retomaron su actividad laboral en dos entidades de Cospeito, así como los representantes de estos negocios.

Estuvieron acompañados por el diputado de Terra Chá Eduardo Vidal Baamonde, así como por miembros de Cogami y Fadas, colectivos que se encargan, en este caso, del Servizo de Intermediación laboral del 'Ben Empregado', consistente en el acompañamiento continuo a trabajadores y empresarios para el éxito en la relación laboral, poniendo fin a cualquier tipo de barrera.

"COMPLICIDAD" DE LAS EMPRESAS

Campos ha destacado que, con la tercera edición del 'Ben Empregado', se ofrece por vez primera financiar en su totalidad los costes laborales de lucenses de colectivos vulnerables que se encuentran en situación de desempleo, en el marco de la "apuesta" por una Diputación "con las personas y más social, que trabaja por la igualdad de oportunidades".

"Buscamos una mayor complicidad por parte de las empresas y la encontramos. Es una satisfacción comprobar que somos útiles y capaces de romper cualquier tipo de barrera con compromisos y sumando esfuerzos", ha subrayado el presidente de la institución provincial.

OTROS 20 VECINOS

"Hoy son 28 los lucenses en esta situación que ya están trabajando y esperamos, con la cuarta edición del 'Ben Empregado', encontrar empleo a otros 20 vecinos desempleados con capacidades diferentes o en riesgo de exclusión laboral", ha resumido.

En cuanto a los actuales 28 trabajadores, uno desarrolla sus labores en una empresa de A Mariña, 12 en Terra Chá, 11 en la Comarca de Lugo, uno en la Comarca de Sarria, uno en A Montaña y dos en la de Lemos.

De los tres con los que se reunió Campos, Raquel es vecina de Castro de Rei, tiene 27 años y sufre una enfermedad degenerativa. Trabaja de community manager en la casa rural Pazo de Verdes, en Cospeito, gestionando las redes sociales y la página web de este establecimiento. Francisco, vecino de Lugo de 48 años, es sordo. También trabaja en Pazo de Verdes, realizando funciones de jardinería, mantenimiento y carpintería.

Gonzalo es de Cospeito y tiene 50 años. Con 'Ben Empregado' de la Diputación encontró empleo y tiene un contrato indefinido. Trabaja en Saiga Muimenta, una empresa de Cospeito dedicada al comercio al por mayor de maquinaria para el sector agroalimentario, a la reparación de esta maquinaria en sus talleres y a la venta de recambios.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.