El condenado tenía 24 años cuando tuvo lugar la agresión, mientras que la agredida tenía 15, según ha informado este lunes el Tribunal Superior de Justicia de Canarias (TSJC).

La resolución judicial declara probado que en una tarde cuya fecha no se ha podido concretar del mes de diciembre de 2012, el ahora condenado se encontró con una joven de 15 años a la que conocía de vista y la convenció para que ambos se trasladaran hasta una nave industrial sita en la zona de El Tablero, en el término municipal de San Bartolomé de Tirajana.

Una vez allí, el acusado comenzó a besar a la menor, a pesar de la negativa de ésta a someterse a sus deseos. La joven intentó huir del lugar pero se tropezó en su fuga y cayó al suelo, "momento que el acusado aprovechó para abalanzarse sobre ella", forzándola sexualmente. La sentencia es susceptible de recurso ante el Tribunal Supremo.

Consulta aquí más noticias de Las Palmas.