Balance socioeconómico y laboral de la Región en 2017 por UGT
Balance socioeconómico y laboral de la Región en 2017 por UGT UGT

Así ha comenzado el secretario general de UGT Región de Murcia, Antonio Jiménez, la presentación del 'Balance socioeconómico y laboral de la Región de Murcia 2017 y principales retos para 2018', en la que incidido en que "la recuperación en términos macroeconómicos que se está experimentando no se ha trasladado a la mayor parte de los ciudadanos, que han visto como se prolonga el camino de la precariedad, de los bajos salarios y de la desigualdad en el mercado de trabajo".

Tampoco se ha trasladado esa recuperación a la política presupuestaria del Gobierno, para restituir los derechos, las políticas sociales y las prestaciones y servicios públicos recortados durante la crisis, ha añadido.

Y es que, ha afirmado, en 2017 ha aumentado la contratación temporal, ha subido enormemente la realizada a través de ETT's (en la Región de Murcia se firman el 13,2% de todos los contratos que firman las ETT's en toda España), y que ya concentran el 50% de todos los contratos temporales que se firman en la Región; y en empleo indefinido, "la precariedad también ha llegado a estos contratos, ya que el 40% de los contratos indefinidos suscritos en 2017 fueron fijos discontinuos, el 21% a tiempo parcial y sólo el 39% a tiempo completo".

Los salarios en 2017 tampoco se han beneficiado de los mejores datos económicos, "ya que suben menos que la inflación registrada y ha bajado también el coste salarial para las empresas", por lo que "el tejido empresarial sigue aprovechando la recuperación económica apoyándose en mantener los sueldos bajos", con trabajadores asalariados más pobres que antes.

Para Antonio Jiménez, hay datos positivos que resaltar en 2017, como ha sido "la subida del SMI anunciada para los próximos 3 años, porque confiamos que haga de correa de trasmisión y palanca a la hora de negociar salarios mejores para los trabajadores frente a la escasa subida ofrecida por la patronal", ha indicado.

El informe presentado este lunes también ha entrado a analizar otros aspectos de la situación socioeconómica regional, como la situación de sequía y la falta de cobertura del déficit hídrico, la situación de las infraestructuras de transporte como el AVE, el aeropuerto de Corvera o la variante ferroviaria de Camarillas, entre otros muchos temas.

Como retos para 2018, el secretario general de UGT los ha resumido en cinco grandes bloques. En empleo, UGT sigue reclamando la derogación de las reformas laborales de 2010 y 2012, generalizar medidas que fomenten el empleo estable y de calidad y apostar por subidas salariales por encima del 3%, para conseguir tener salarios mínimos de 1.000 euros, en los textos de los convenios colectivos.

En el ámbito de la Política Social, asegura que urge la derogación de la Reforma de las Pensiones, que está dinamitando el sistema público para potenciar los sistemas privados de pensiones; intensificar la lucha contra la pobreza y la exclusión social y recuperar los derechos y salarios recortados de los empleados públicos en durante los años de crisis, entre otros temas.

La negociación colectiva es un pilar básico para avanzar en la mejora de las condiciones de trabajo, y por ello UGT exige que se materialicen las mejoras pactadas en la Estrategia Regional por el Empleo de Calidad, firmada en diciembre de 2016, ha apuntado.

En materia económica y presupuestaria, señala que es preciso mejorar la inversión en I+D+i, políticas industriales y tecnológicas potentes, apostar por la generación de 'empleos verdes' y la modernización de sectores tradicionales.

Y en lo referente a inversiones e infraestructuras, es "irrenunciable" lograr un gran pacto de Estado en materia de agua, que garantice la cobertura del déficit hídrico de la cuenca del Segura, realizar las inversiones hidráulicas necesarias y mejorar la coordinación, participación y recursos para la recuperación medioambiental del Mar Menor.

Consulta aquí más noticias de Murcia.