Así lo ha señalado, en declaraciones a los periodistas, el delegado del Gobierno en Andalucía, Antonio Sanz, quien ha pedido, en cualquier caso, "esperar a los resultados de la autopsia y de la investigación" acerca de este caso, tras presidir la toma de posesión del nuevo coronel jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de Granada, Francisco Manuel García Sánchez.

Sanz, que ha apuntado a que se están valorando también los datos aportados por familiares acerca de objetos de esta persona que pudieran estar relacionados con su muerte, ha hecho referencia también a que el cuerpo, según siempre los primeros indicios, no tiene "signos de violencia".

"No cabe en principio vincularlo a hechos relacionados con violencia de género dado que su pareja", contra la que sí había una denuncia previa en este sentido, estaba "detenida, cuando se produjo la desaparición y supuestamente los hechos".

La ciudadana británica, Rebeca Muldoon, denunció el pasado 1 de enero a su pareja, que fue detenida, y ella no se presentó en el juzgado el 2 de enero, aunque en un principio se descartó la participación directa de él, ya que se encontraba arrestado cuando se produjo la desaparición.

El cuerpo sin vida fue hallado en la playa Oasis del municipio malagueño este pasado domingo, después de que lo encontrara una vecina que avisó a las autoridades tras el hallazgo.

Según la alerta en las redes sociales sobre la desaparición de la mujer, tenía 35 años, no llevaba dinero ni documentación y su teléfono móvil aparecía apagado.

Consulta aquí más noticias de Málaga.