Según informa la Policía en un comunicado, los detenidos ejercían una violencia y agresividad desmesurada hacia sus víctimas asegurando así su propósito de sustraer los efectos que portaban, llegando a producir lesiones de gravedad en varias de las víctimas.

Entre los ilícitos cometidos destaca la tentativa de robo con fuerza en un comercio ubicado en la calle Duque de Almodovar donde uno de los autores llegó a lesionarse la pierna por los golpes ejercidos en el escaparate del mismo, siendo detenidos en ese instante por agentes de la Brigada de Seguridad Ciudadana.

La investigación realizada ha permitido determinar la participación de los detenidos en varios robos ejercidos con violencia extrema hacia las víctimas, como así manifestó un menor de edad, el cual fue abordado y lesionado con un arma blanca para sustraerle la mochila que portaba.

Otro de los hechos esclarecidos es el robo perpetrado a un taxista el pasado mes de diciembre, donde la víctima llegó a reconocer a uno de los autores, el cual le había intimidado con un arma blanca así como con una pistola. Igualmente, a los detenidos se le imputa su participación en la sustracción de forma intimidatoria del teléfono movil que portaba un menor, en los alrededores de la Plaza Alta de Algeciras.

El último hecho por lo que se les investigaba, los detenidos

utilizaron la técnica llamada "mataleón", consistente en neutralizar a una persona, principalmente a través del bloqueo de las vías respiratorias o del riego sanguíneo al cerebro, agarrando a la víctima por el cuello, a la cual dejan semi inconsciente para sustraerle los efectos que porta.

Cabe destacar que

la referida técnica puede o ocasionar daños cerebrales e incluso provocar la muerte de la otra persona por haber estado el cerebro mucho tiempo cortando el flujo normal de sangre al mismo.

Una vez finalizado el atestado policial, los jóvenes que tenían antecedentes penales por hechos similares, fueron detenidos como presuntos autores de cinco robos con violencia e intimidación y, posteriormente, puestos a disposición del juzgado de instrucción en funciones de guardia, cuyo titular decretó el ingreso en prisión para los dos detenidos en el Centro Penitenciario de Botafuegos.

La investigación ha sido desarrollada por el grupo segundo de la

Unidad de Delincuencia Especializada y Violenta perteneciente a la Brigada de Policía Judicial de la Comisaría de Algeciras.

Consulta aquí más noticias de Cádiz.