Reunión para el trasvase del Verdugo
Reunión para el trasvase del Verdugo REMITIDA

El gobierno municipal de Vigo ha expresado este viernes su rechazo a la decisión de la Xunta (Augas de Galicia) de tramitar por la vía ordinaria la obra del trasvase del río Verdugo para garantizar más suministro de agua al sistema que abastece el área viguesa. Por contra, los regidores de Soutomaior, Agustín Reguera (PP), y Ponte Caldelas, Andrés Díaz (PSOE), han celebrado que dicha actuación no se tramite por la vía de emergencia, como estaba previsto, aunque han matizado que mantienen su rechazo a la obra.

El alcalde de Vigo, Abel Caballero, ha estallado este viernes contra la Xunta de Galicia, tras conocer la decisión de la administración gallega: "Quieren dejar a Vigo sin agua", ha denunciado y ha tildado de "incomprensible" el anuncio de Augas de Galicia, que ha sido expuesto este mismo viernes a los representantes de los ayuntamientos de Vigo, Soutomaior y Ponte Caldelas en una reunión celebrada en Santiago. "Nada nos garantiza que no vayamos a tener una primavera, un verano y un otoño secos", ha apuntado Caballero, quien ha asegurado que ese tipo de tramitación retrasará la actuación de forma "inconmensurable".

"Están atentando contra 450.000 ciudadanos y contra su derecho a tener agua (...) y responsabilizo a Feijóo de todo aquello que pueda suceder", ha advertido el alcalde, quien ha recordado que ya había un acuerdo con Augas de Galicia para hacer esa conducción por la vía de emergencia, "contemplada en la ley y jurídicamente impecable".

De hecho, hace más de una semana que el gobierno municipal vigués remitió al organismo autonómico el convenio firmado para la ejecución de esa obra, cuyo coste financia el Ayuntamiento en un 80 por ciento. "Ni siquiera pagando Vigo lo quieren hacer, algo muy grave está pasando. Empiezo a pensar que quieren dejar a la ciudad sin agua", ha afirmado.

PONTE CALDELAS Y SOUTOMAIOR

Ante esta decisión, los únicos que han mostrado algo de satisfacción han sido los alcaldes de Soutomaior y Ponte Caldelas que han celebrado que esta obra no se tramite por vía urgente, aunque han matizado que mantienen su oposición al trasvase y que recurrirán los actos administrativos que hagan avanzar ese expediente.

El regidor caldelán ha expresado su sensación de que esta obra no se va a ejecutar y que, en todo caso, tras decaer la vía de emergencia, habrá que volver "al punto de partida", ya que el convenio que firmó el alcalde de Vigo se fundamentaba en una obra que iba a ser declarada de emergencia.

Asimismo, Andrés Díaz (a quien Caballero ya le ha pedido que dimita como secretario de organización del PSOE en la provincia por oponerse al trasvase) ha advertido de que, con la decisión adoptada por Augas de Galicia, la obra ya no tiene un calendario concreto, y resulta imprescindible un consenso "que no se va a dar".

AUGAS DE GALICIA

Por su parte, Augas de Galicia ha justificado esta decisión porque "no se dan los requisitos legales" para tramitar esa obra por la vía de urgencia, puesto que los sistemas de abastecimiento 1 y 2 "ya no están en situación de alerta".

No obstante, el director del ente, Roberto Rodríguez ha aclarado que la Xunta mantiene su "compromiso" con dicha actuación y "continuará la tramitación necesaria

para firmar el convenio de colaboración que permita la ejecución (...) por vía ordinaria".

Este tipo de tramitación, ha puntualizado, "será una oportunidad para facilitar la participación de todos los interesados y llevar adelante con el mayor de los consensos esta obra", "dejando de lado el conflicto político y social". Así, ha instado a los ayuntamientos implicados llegar a un acuerdo en esta materia, al tiempo que ha invitado a los regidores de Soutomaior y Ponte Caldelas a "flexibilizar" su posición contraria al trasvase.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.