El 23 de enero comienza el proceso de participación del Plan director del ciclo integral de agua de uso urbano 2019-2030

El 23 de enero comienza el proceso de participación del Plan director del ciclo integral de agua de uso urbano 2019-2030

  • El próximo 23 de enero comenzará el proceso de participación del Plan director del ciclo integral de agua de uso urbano 2019-2030, que comprende el abastecimiento de agua potable y el saneamiento y depuración de aguas residuales, desde la captación hasta su vuelta al río una vez depurada, pasando por el suministro en hogares.

Este proceso de participación supone que a partir de esa fecha cualquier persona interesada podrá realizar sus aportaciones, dar su opinión o informar sobre cualquier asunto que considere de interés. Si alguien no puede o no desea hacerlo de forma presencial en la decena de reuniones que tendrán lugar en diferentes puntos de Navarra, tendrá a su disposición la web de Gobierno Abierto para realizar aportaciones.

El contenido de este plan ha sido presentado esta viernes en rueda de prensa por la consejera de Desarrollo Rural, Medio Ambiente y Administración Local, Isabel Elizalde, y por la directora general de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Eva García.

La consejera Elizalde ha recordado que el acuerdo programático para la formación del Gobierno de Navarra en su apartado dedicado al agua "recoge el mandato de defender la gestión integrada de ríos y acuíferos en consonancia con la Directiva Marco del Agua, auditar el funcionamiento de los sistemas públicos de depuración de aguas residuales y mejorar las inspecciones y el control ambiental".

Elizalde ha explicado que "este plan director es una pieza básica en la Estrategia Integral de Agua de Navarra en la que trabajamos" que "tiene otros cuatro elementos: el Plan foral de regadíos, el Plan de restauración de ríos, el Plan de choque contra la contaminación por nitratos y el Plan de prevención de inundaciones".

Los principales objetivos del plan son la "coordinación" del ciclo del agua, "simplificar la gobernanza en línea con lo establecido en la reforma de la Administración Local", un sistema tarifario que "deberá ser solidario, homogéneo y cubrir todos los costes, incluidos los costes ambientales", y la reducción "drástica" del consumo no registrado (fugas, pérdidas, consumos no controlados...) "que en algunas zonas llega hasta el 60%".

CONTENIDO DEL PLAN

Las líneas principales del plan buscan "más control, coordinación y transparencia" con actuaciones orientadas a "conseguir el control desde la captación hasta el vertido" y la "coordinación de todos los entes involucrados e información de todos los aspectos para rendir cuentas ante la sociedad".

Asimismo, se plantean mejoras de abastecimiento en alta en Sakana, Salazar, Ronca, Sangüesa, Montejurra, Zona Media y Bajos Arga y Aragón, así como Ribera. Se plantea una mejora de las redes de abastecimiento en baja y actuaciones de gestión de demanda para aumentar la eficiencia y disminuir el consumo de agua no registrado.

También se contemplan alternativas para el desarrollo de las infraestructuras pendientes de saneamiento-depuración en alta y para el tratamiento de lodos; alternativas en la gobernanza con la propuesta de "un servicio gestionado por comarcas que reciban la competencia del servicio en alta y en baja"; apuesta por un sistema de tarifas "homogéneo para toda Navarra con penalizaciones por ineficiencia"; y se proponen "líneas de actuación en I+D, sensibilización y divulgación, además de cooperación al desarrollo".

SERVICIO INTEGRAL Y HOMOGÉNEO EN TODA NAVARRA

En la actualidad, hay más de 200 entidades (ayuntamientos, mancomunidades, concejos, etc.) que prestan el servicio de abastecimiento en Navarra "y presentan tarifas, captaciones y servicios muy diferentes". "La necesidad de ofrecer agua de buena calidad a toda la ciudadanía y en las mismas condiciones, independientemente de su ubicación geográfica, supone una de las líneas de trabajo prioritarias de este plan", ha destacado el Gobierno de Navarra.

En cuanto a la depuración, actualmente organizada en torno al Plan Director de Saneamiento de los Ríos en Navarra, aprobado en 1989, el nuevo plan establece que todos los núcleos mayores de 100 habitantes contarán con sistema de depuración biológico, lo que supondría alcanzar el 99% de la población (a día de hoy el 98% cuenta con este tratamiento).

El plan está establecido en dos sexenios que cuentan con objetivos cuantificables periódicamente. Así, prevé, por ejemplo, que en el año 2024 las dotaciones domésticas no superen los 120 litros de consumo por habitante y día (actualmente son 118 litros en Navarra, mientras que la media española se sitúa en 135 litros), o que las redes de abastecimiento tengan una eficiencia mínima del 70% y una eficiencia media del 75%, que debería alcanzar el 80% en 2030.

En el apartado económico y de buen gobierno, este plan establece un sistema tarifario que deberá ser "solidario, homogéneo y cubrir todos los costes, incluyendo la explotación y reposición de las infraestructuras y los costes ambientales". "Se trata de incluir un principio básico de la Directiva Marco del Agua que establece que quien contamina debe pagar más que quien no lo hace y debe hacerlo en la medida justa en que contamina, lo que supone una práctica de responsabilidad", ha explicado el Ejecutivo foral.

Para concienciar a la ciudadanía de la importancia de su implicación en el ciclo integral del agua, el plan incluye también campañas de divulgación sensibilización.

92.000 MILLONES DE LITROS EN ABASTECIMIENTO DE AGUA

Por su parte, la directora general ha explicado que en Navarra se gastan unos 92.000 millones de litros en el abastecimiento urbano e industrial conectado a redes y con tomas propias. Este consumo de agua para uso urbano e industrial supone el 1,9% de los recursos hídricos que se generan en la Comunidad Foral, cifrado en unos 5.000 hectómetros cúbicos al año.

Comarca de Pamplona, Ribera, Montejurra, Mairaga-Ribera Alta y Sakana acumulan el 90% de la población y el 84% del consumo de agua conectado a redes públicas. El consumo doméstico es el mayoritario (36%), seguido del industrial (18%). Hay un 12% de otros consumos, como riegos de parques y jardines, limpiezas, edificios públicos, piscinas, o ganaderos, entre otros.

La directora general ha destacado que "el 34% del consumo no está registrado debido a consumos fuera de control, pérdidas y fugas, etc. Este porcentaje de agua no registrada es muy variable, con ámbitos por debajo de 20% (comarca de Pamplona, Tudela-Fontellas) y otros por encima del 60%".

En cuanto a la procedencia del agua, Eva García ha indicado que la mayoría del agua de consumo urbano procede en Navarra de manantiales y cabeceras de ríos. El agua procedente de embalses y Canal de Navarra representa el 34%. En torno al 13% procede de pozos y un 11 del Ebro, Canal Imperial y canal de Navarra. Según García "estos nos diferencia de otras comunidades autónomas, ya que, en la mayoría de los casos, el agua que consumen procede sobre todo de embalses".

Consulta aquí más noticias de Navarra.

Síguenos en Facebook para estar informado de la última hora:
Publicada en la dirección url https://www.20minutos.es/noticia/3233116/0/23-enero-comienza-proceso-participacion-plan-director-ciclo-integral-agua-uso-urbano-2019-2030/ accede a la noticia online capturando este código en tu móvil Código QR