El objetivo es que este acuerdo "reparta la generación de riqueza de esta etapa de crecimiento económico, no sólo a través de la política salarial, sino también de otras cuestiones también importantes para elevar la calidad de vida de los trabajadores", según informaron fuentes de UGT en un comunicado.

En cualquier caso, UGT abogará por "fijar el 3% como objetivo de incremento salarial, generalizando la inclusión de cláusulas de revisión salarial y de un salario mínimo por convenio de 1.000 euros", ha anunciado el sindicato.

Del mismo modo, el sindicato ha señalado que seguirá reclamando también una mejora de las prestaciones y pensiones públicas, que se mantienen en cuantías muy mejorables y que ni siquiera están trasladando el incremento del coste de la vida, como consecuencia de las últimas reformas impuestas.

El sindicato considera que ya no hay ninguna excusa posible para que los trabajadores y sus familias continúen sin participar de la recuperación y el crecimiento económico que, sin duda, están contribuyendo a generar.

En opinión de UGT, la mayor contención de los precios en nuestra Región, en comparación con los registros estatales, "obedece a la peor situación del consumo y, sobre todo, de los salarios en nuestro territorio".

En este sentido, recuerda que, según la última Encuesta Trimestral de Coste Laboral (ETCL) publicada también por el INE y referida al tercer trimestre de 2017, el coste salarial ordinario en la Región "experimentaba un retroceso interanual del 1,9% y se situaba como el segundo más bajo de toda España y un 13% inferior a la media".

"Dado que los salarios son un componente esencial en el proceso de determinación de los precios y, a la vez, influyen en el consumo, resulta lógico que la inflación se haya contenido como lo ha hecho en la Región", según el sindicato.

Sin embargo, estima que "ni siquiera esa contención ha evitado, atendiendo a la evolución que han ido teniendo a lo largo del año, que se produjera en 2017 una nueva pérdida de poder adquisitivo para los trabajadores y trabajadoras de la Comunidad Autónoma".

Y es que aunque los precios en diciembre subieron solo un 0,6% respecto al mismo mes del año pasado, las tasas interanuales registradas a lo largo del año "determinan un incremento medio del 1,55%", explica el sidnicato.

"Si ponemos en relación ese incremento medio de la inflación con el retroceso del 1,9% que, según la ETCL, sufrió el coste salarial ordinario o, incluso, con la subida media pactada en convenio, que fue del 1,33% en nuestra Comunidad, podemos apreciar claramente el proceso de devaluación en el que están inmersas las rentas del trabajo en la Región de Murcia".

Es por ello que, UGT cree que la subida del Salario Mínimo Interprofsional acordada para los próximos tres años "tendrá un efecto directo muy positivo sobre los trabajadores que más lo necesitan, los que tienen retribuciones más bajas, y que, además, servirá de palanca para impulsar incrementos generalizados en la negociación colectiva, tanto en el sector público como en el privado".

Consulta aquí más noticias de Murcia.