Once establecimientos autorizados. La Guardia Civil y la Policía Local han intervenido cerca de 80.000 petardos en las inspecciones que han realizado en tiendas y quioscos de Sevilla en el último mes. Han realizado 80 visitas en total a establecimientos que los vendían sin licencia.

Faustino Valdés, subdelegado del Gobierno, se ha reunido hoy con los propietarios de los 11 establecimientos que tienen permiso (7 de la capital y 4 de la provincia). Ha pactado que las ventas se lleven a cabo presentando el DNI y con regulaciones de algunos productos peligrosos.

La ley prohíbe su venta a menores de 12 años. Hay tres tipos: los más pequeños están permitidos para mayores de 12; los intermedios, para entre 12 y 16, y los de alto riesgo, para mayores de 18 años. Tienen que estar «perfectamente etiquetados» e indicar el tipo al que pertenecen.

Durante estos días se impulsarán las inspecciones en tiendas y quioscos que vendan petardos sin permiso. La administración incide en  la importancia de los padres. Si acompañan a sus hijos a comprarlos, deben explicarles el uso adecuado.