Es un enfermo crónico que lleva más de 20 años consumiendo alcohol y vive solo, porque la convivencia con su familia resulta imposible. A principios de año empezó a reconocer su enfermedad y su hijo trató de ayudarlo. Encontraron un centro de desintoxicación, pero la Junta, en concreto la Fundación Andaluza para la Atención a las Drogodependencias –de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social–, le denegó el ingreso por ser mayor de 63 años.

Su hijo acudió al Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, que afirma que se ha producido «una discriminación». No había, dice, «limitación expresa sobre la edad de ingreso» en el centro y si la hubiese habido se habría dado un caso de «vulneración de un principio constitucional». Por eso, Chamizo pide a esta fundación que suprima el criterio de edad para ingresar en esa comunidad terapéutica. También solicita que se adecúen los recursos necesarios para que los mayores sean atendidos como «el resto de la población adicta» y una plaza, con «carácter preferente», para este paciente.

Desde enero

Todo empezó el 3 de enero, cuando el paciente y su hijo acudieron al centro de tratamiento de toxicomanías y alcoholismo de Cruz Roja en Sevilla, aconsejados por técnicos de los servicios sociales de su localidad. Allí les informaron de los pasos que había que seguir.

Tres meses después, en  abril, la Fundación denegó su ingreso. El hijo del enfermo explicó en su queja al Defensor que se les dijo que, aunque «no se recoge límite de edad alguna para ingresar a una persona» en este tipo de centros, no era «aconsejable ingresar a mi padre por su edad».

No había falta de información 

La Oficina del Defensor creyó en principio la respuesta que le dio el 19 de junio la Dirección General para las Drogodependencias y Adicciones. En su informe decía que el protocolo seguido había sido apto y que se había denegado su solicitud por «falta de información». Sin embargo, técnicos del Defensor estudiaron el expediente y descubrieron que «recogía todos  los apartados que aconsejaban para su ingreso».