Esta antigua comisaría de la Policía Nacional, nominada como de la Gavidia a cuenta de la plaza vecina a su enclave pero ubicada en la plaza de la Concordia, permanece en desuso y cerrada desde 2003, toda vez que su propiedad corresponde al Ayuntamiento de Sevilla, después de que el edificio le fuese transferido por el Ministerio de Interior.

El Consistorio ha intentado vender el inmueble en múltiples ocasiones, siempre sin éxito, toda vez que en el pasado mandato, el entonces gobierno municipal del PP promovió una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU), para reclasificar el edificio de suelo de interés público y social (SPIS), a suelo de gran superficie comercial. En el actual mandato, en el que el PSOE gobierna el Ayuntamiento, la institución municipal desistió finalmente de dicha recalificación, teniendo aún pendiente decidir qué uso dar al edificio.

DIVERSAS PROPUESTAS

Para ello, sobre la mesa pesan distintas propuestas para destinar el edificio a un hotel, un espacio de salud y deporte o a un centro de emprendimiento, mediando además la declaración del edificio como Lugar de Memoria Democrática.

Los artículos de la Ley autonómica 2/2017 de Memoria Histórica y Democrática que regulan dicha figura, recogidos por Europa Press, estipulan por cierto todo un "régimen de protección y conservación", en el que la Administración andaluza, por ejemplo, podrá "impedir un derribo y suspender cualquier clase de obra o intervención en un Lugar de Memoria Democrática".

En ese sentido, Juan Espadas ha informado este jueves de la reunión prevista para esta misma jornada entre su equipo de Gobierno, representantes del resto de los grupos municipales y el secretario general del Ayuntamiento, en torno a "las tres opciones" que se barajan para el destino del edificio. En concreto, Juan Espadas ha señalado que a día de hoy, aún es necesario decidir si "enajenar el edificio, ofrecerlo en concesión administrativa para un proyecto privado o asumirlo" desde lo público.

LAS "OPCIONES ABIERTAS"

"Cualquiera de las tres opciones sigue abierta. Vamos a escuchar la opinión de los grupos y tomaremos una decisión", ha dicho el alcalde, indicando que cuenta con "un documento" elaborado por la Secretaría General del Ayuntamiento, en cuanto a "los trámites a seguir" en cada una de las posibilidades, pues una vez resuelto el futuro del inmueble, para su uso como espacio "deportivo u hotelero", por ejemplo, sería necesaria una modificación del planeamiento urbano.

"Vamos a ver cuál de las opciones posibles alcanzaría un mayor nivel de consenso, porque solos no podríamos sacar adelante el proyecto", ha indicado el alcalde recordando que el PSOE gobierna Sevilla en minoría. Una vez alcanzado "el mayor consenso posible" en torno a una de las citadas opciones, según Espadas, el Gobierno local elevará al pleno "una iniciativa para la tramitación urbanística (que corresponda) y procederá después a la enajenación, la concesión para un proyecto privado o a asumir el edificio para una iniciativa pública".

"El año 2018 es el año en el que vamos a ver desbloqueado el asunto de la comisaría de la Gavidia", ha enfatizado el alcalde de Sevilla, defendiendo el empeño de su equipo de Gobierno por resolver el destino del edificio.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.