Ana Rivas
Ana Rivas EUROPA PRESS

El informe realizado por el arquitecto José Luis Pérez-Lozao, que subsana las imprecisiones del anterior estudio, introduce nuevas propuestas. La más llamativa, para Rivas, es que en los primeros informes se había previsto poner rociadores en zonas comunes. "En este se plantea que es mejor que se compartimenten los espacios a la normativa de lucha contra incendios", ha explicado.

Según ha indicado Rivas, hay tres posibles fases de ejecución, aunque las dos primeras podrían subdividirse en dos más, dando un resultado de cinco fases.

La primera fase tendrá como objeto la sala de Música de Cámara y la zona administrativa oeste. Las actuaciones a realizar son la retirada de materiales almacenados en locales de instalaciones, compartimentación de distintos espacios y escaleras, limitación del uso del local de recepción y almacenamiento y señalización y alumbrado de emergencia.

La segunda fase tiene como objeto la planta sótano, y las salas principal y polivalente de la primera planta. Por último, la tercera fase tiene por objeto el edificio completo.

El precio del proyecto de ejecución, ha explicado la edil, es de 587.000 euros. A esa cantidad, habría que añadirle los beneficios que tiene la empresa, los costes generales para la empresa y el IVA. La estimación inicial definitiva es de 845.221 euros y el plazo de ejecución es de 15 meses, si se realiza por fases.

El ayuntamiento tiene previsto celebrar la semana que viene una reunión con la comisión de seguimiento y ahí se planteará cómo realizar el contrato, "si hay que contratarlo completo o por fases", según la nueva Ley de contratación que entrará en vigor en abril. Ana Rivas ha querido dejar claro que "las obras sí se ejecutarán por fases".

Consulta aquí más noticias de Asturias.