Granjero busca esposa
Gari coge a Pili en la final de la sexta edición de 'Granjero busca esposa'. CUATRO

La sexta edición del dating-show de Granjero busca esposa ha terminado con un gran éxito en lo que a la búsqueda del amor se refiere, al menos si atendemos al hecho de que cinco de los seis concursantes han encontrado pareja y que dos de ellos han terminado la edición prometidos.

Ésta ha sido una de las entregas más convulsas, puesto que a mitad de edición se supo que la granjera Patricia y el granjero David se habían enamorado en secreto, por lo que despidieron a todos sus pretendientes. De hecho, son ellos los que han acabado el programa prometidos y planeando una boda para la que han pedido al presentador, Carlos Lozano, que sea el padrino.

Su compromiso es fuerte: David se va de España a ampliar su negocio de huevos de alta calidad y Patricia ya ha dicho que irá con él mientras ambos hablan ya de tener hijos.

Pero la fórmula tradicional del formato, en la que un granjero elige a una de sus pretendientas entre las demás para que sea su pareja -o al menos para probar- también ha funcionado. José dudó hasta el último minuto, pero finalmente se decantó por la canaria Noelia.

El tímido Gari recurrió a un clásico: la calesa de caballos y a un obsequio como una gran copa de helado para declararse a su Pili, que feliz aceptó seguir conociendo a su granjero.

Sigi fue repescado y aprovechó su oportunidad pues acabó enamorado y enamorando a Ana, que estaba segura de haberle conquistado.

El único cuyo amor sigue en el aire fue Facundo, pues no acabó de decidirse y no le entregó su herradura, símbolo del amor del programa, a ninguno de sus candidatos aunque sí aceptó seguir conociendo a Carles, que abandonó el programa de forma precipitada, pero que regresó para buscar una segunda oportunidad.