El alcalde de León, Antonio Silván.
El alcalde de León, Antonio Silván. EUROPA PRESS

El alcalde de León, Antonio Silván, ha señalado que el presupuesto propuesto para este ejercicio supone un incremento de más de dos millones de euros, un 2,16 por ciento, respecto a 2017.

Un presupuesto que se centra en "las personas y los leoneses", ya que proporciona "estabilidad y certidumbre" gracias al "crecimiento económico, la mejora de los servicios públicos y la atención social".

Varias son las prioridades destacadas por el edil dentro del presupuesto de 2018. La primera de ellas el crecimiento de empleo y la generación de actividad económica. Para ello, las partidas destinadas a dinamizar la economía leonesa, a empleo y promoción económica se incrementa en casi un 27 por ciento, con 845.000 euros más que el año pasado.

Se incrementa asimismo la partida destinada al apartado de Familia y Servicios Sociales, con más de un millón de euros, un 9,3 por ciento, entre lo que destacan las partidas de emergencia social y ayuda a domicilio.

También será una prioridad para este ejercicio la reducción de deuda, "una losa heredada que condiciona el presupuesto y la gestión municipal". Así, a lo largo de 2018 se podrán reducir otros 15 millones de euros de deuda, lo que supondrá que, cuando acabe el ejercicio, el Ayuntamiento habrá reducido en 30 meses más de 53 millones de la deuda, pasando de 229 millones a 180.

En cuanto a las inversiones, éstas ascienden a 18,4 millones de euros, un 25 por ciento más que el año pasado para "seguir mejorando los servicios de León en un año muy importante para la ciudad". En Fiscalidad, se mantendrá la reducción del tres por ciento del IBI y las presiones fiscales.

Mención especial ha realizado Antonio Silván para la Estrategia de Desarrollo Urbano Sostenible, que permitirá el desarrollo de seis barrios de la zona norte de la ciudad y que en este año 2018 contará con 5,8 millones de euros, de los que 2,9 serán aportados por el Ayuntamiento de León y otros tantos por fondos de la Unión Europea.

En definitiva, se trata de un borrador de presupuestos "consensuado, acordado y ajustado a la realidad financiera del Ayuntamiento de León", que sigue atendiendo al crecimiento de empleo, a la generación de actividad económica, la atención a las familias leonesas y la reducción de deuda.

Consulta aquí más noticias de León.