La noche del lunes la Policía fue alertada de que una niña de seis años vagaba sola por la calle. Cuando acudieron la encontraron ya en su domicilio, pero todavía sola y sin ropa de abrigo ni calefacción.

Tras intentar localizar sin éxito a la madre, fue trasladada a un centro de menores. Los Servicios Sociales han abierto una investigación, aunque la madre se apresuró a contactar con ella tras conocer lo ocurrido.