La reforma del taxi en Zaragoza  se aprobó ayer en la Comisión Municipal de Servicios Públicos, por lo que a partir de marzo habrá en la calle hasta 500 vehículos más (con GPS) y desde enero subirán las tarifas. CHA criticó que con este nuevo reglamento «sólo se asegura la subida del taxi y no el control municipal para asegurar su presencia».