Así lo ha señalado la directora del Instituto de la Mujer, Araceli Martínez, tras la decisión del Gobierno de España de ampliar los servicios de este teléfono para facilitar a los hombres información sobre conciliación, separación o custodia de menores, entre otros asuntos.

Asimismo, la directora del Instituto de la Mujer ha añadido que con esta ampliación de utilidades "se crea una confusión" y se traslada a la ciudadanía que los números de atención a las víctimas de violencia de género no son importantes o no tan importantes como deberían ser.

En este sentido, Martínez ha calificado este hecho como "desacertado" y ha pedido a los gestores de este servicio que sigan el ejemplo desarrollado en Castilla-La Mancha con la línea regional 900 100 114. Esta línea, que está atendida por equipos cualificados de profesionales así como especializados en violencia de género, trabaja como un Centro de la Mujer pero a través de la línea telefónica.

La línea 900 100 114, gratuita y que no deja rastro en la factura, presta información y asesoramiento homologado así como el acceso rápido, fácil y gratuito de las medidas que pueden adoptar.

Además, deriva al recurso más adecuado ante situaciones de emergencia y pone en conocimiento de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado las situaciones de inminente peligro para la integridad de la mujer.

Consulta aquí más noticias de Toledo.