Así lo ha asegurado a preguntas de los medios después de conocerse la aparición de un cadáver de lince en el kilómetro 26,800 de la carretera CM-3200 que une Castellar de Santiago con Torre de Juan Abad (Ciudad Real), el primer ejemplar muerto en este ejercicio.

Sobre este asunto, Martínez Arroyo ha dicho que, aunque conseguir el "riesgo cero" es "imposible", el programa de reinserción de esta especie está siendo "un éxito", tasando en 49 el número de crías nacidas en estado salvaje desde que Castilla-La Mancha retomó este proyecto.

Consulta aquí más noticias de Toledo.