María José Català y Alejandro Font de Mora
María José Català y Alejandro Font de Mora I.CABALLER/CORTS VALENCIANES

Así lo ha denunciado el grupo parlamentario Compromís, cuyo 'síndic', Fran Ferri, ha señalado que esta es "una nueva prueba de la vergonzosa ruina en diferido que nos ha dejado el PP por su mala gestión que hoy en día seguimos pagando todos los valencianos y valencianas".

Según detalla la coalición en un comunicado, los 'populares' Alejandro Font de Mora, José Císcar y María José Catalá, al frente de la Conselleria de Educación entre los años 2007 y 2015, pidieron 42,3 millones de euros para diferentes proyectos subvencionados por fondos europeos. De este dinero asignado por Europa "se tuvieron que devolver 33 millones por haber sido incapaces de gestionarlo durante este periodo ninguno de los tres consellers mencionados".

La no ejecución ha supuesto, además, "una especie de multa en forma de intereses que asciende a 8 millones de euros por no haber ejecutado en su momento los fondos".

"Curiosamente -prosiguen desde Compromís- el Ministerio de Educación no ha exigido el pago de estos intereses hasta la llegada del nuevo gobierno del Botánico. Por tanto, no es solo que no se ejecutaron los fondos europeos para educación, sino que además al gobierno del Botánico se le han retenido 8 millones de euros por la no ejecución de ese dinero por parte del gobierno del PP entre 2007 y 2015".

Añaden que "a estas alturas ya se han retenido 7,97 millones que podrían haberse destinado a diferentes fines educativos, que sumados a los 33 millones que nunca se invirtieron por el PP en la mejora de la educación valenciana suman 42 millones de euros".

Esta cantidad, por ejemplo, equivale al presupuesto que la actual Conselleria de Educación destinará al Bono infantil para el próximo curso o la construcción de 8 centros educativos nuevos. El dinero se retiene directamente por parte de la Agencia Estatal de Administración Tributaria.

Compromís llama la atención sobre "la no ejecución de fondos europeos de la dirección general que ocupaba en su momento la actual portavoz de Educación del PP en las Corts, Beatriz Gascó: 1'3 millones de euros a los que hay que sumar 186.401 euros en intereses por no ejecutarlo.

Para Ferri, "se debe tener presente que Font de Mora, Císcar, Catalán y Gascó son el PP actual, el que según su presidenta, Isabel Bonig, se había regenerado". "Los mismos que han provocado el agujero de mala gestión, despilfarro y corrupción en nuestra administración siguen en primera línea del PP, haciendo ahora oposición", ha reprochado.

"La cuestión -ha añadido el portavoz- es que no solo dejaron perder 33 millones de euros de ayudas europeas a la educación, que habrían venido muy bien para que nuestros niños y niñas dejaron de estudiar en barracones. Sino que además Europa nos ha impuesto una multa de casi 8 millones de euros por los intereses generados por esta mala gestión. Y para acabar de rematar el maltrato del PP a los valencianos el Ministerio de Educación es el que acaba reclamando que se retengan estos millones de euros al Consell para cobrar la multa, cuando debería haber sido asumida por el gobierno central".

"Mal gobierno y ruina en diferido, las señas de identidad de un PP que aún sigue pasando la factura de su nefasta gestión a los valencianos y valencianas", sentencia.

Consulta aquí más noticias de Valencia.