Ocejo, en declaraciones a los medios en los pasillos de la Audiencia Provincial, en dónde se celebra un juicio de un hombre por acabar con la vida de su mujer en Avilés en 2016, ha señalado que presentará un recurso de reforma ante el Juzgado y que en caso de nuevo rechazo se presentará uno de apelación ante la Audiencia Provincial.

"Es una pena que se desprecie la oportunidad de poder investigar este asunto utilizando la tutela judicial efectiva", señala la letrada e insiste en la necesidad de que las mujeres que han denunciado al psicólogo forense puedan declarar en el juzgado. "Son ellas las que con sus testimonios pueden demostrar mediante sus sentimientros que han sido humilladas y menospreciadas, por eso consideramos que existe un delito de odio".

Ocejo ha manifestado además que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos obliga a investigar este delito de odio al considerar que humilla a las víctimas.

Las organizaciones han presentado con la querella cinco casos que fueron evaluados y desacreditados por el psicólogo forense. Se trata de 3 casos de abusos sexuales a menores (2 por parte del padre y 1 por parte del abuelo paterno) y dos casos de violencia de género por parte de la pareja.

Las organizaciones afirman que el psicólogo forense incurre en un delito de odio en base al género, ya que en los informes que emite en juicios por violencia de género y por abusos sexuales desacredita el testimonio de las mujeres y de sus hijos e hijas "basándose en prejuicios y estereotipos de género", como que las mujeres manipulan a sus hijos e hijas para dañar a sus parejas o exparejas.

Consulta aquí más noticias de Asturias.