El dispositivo, que permanece activo y en el que trabajan más de medio centenar de personas y una treintena de vehículos, se encuentra realizando en la jornada de este lunes labores de limpieza de las carreteras de titularidad provincial por nieve y hielo, con el objetivo de abrir los principales accesos a todos los municipios afectados, ha informado en un comunicado.

En este sentido, se trabaja especialmente en las zonas de Barco-Piedrahíta, la Sierra de Ávila y La Moraña, de modo que, de las siete vías que permanecían cerradas a última hora del domingo, se han abierto al tráfico cuatro: Cepeda la Mora (AV-P-510), Navalacruz (AV-P-415), Sanchorreja (AV-P-612) y Villanueva del Campillo (AV-P-637).

En esta última carretera, se ha contado con la colaboración de la Junta de Castilla y León, con cuya maquinaria también se trabaja para abrir el acceso en la AV-P-636, en Vadillo de la Sierra.

El dispositivo trabaja en la apertura al tráfico de la AV-P-617 (Valdecasa) y la AV-P-613 (Gallegos de Altamiros).

La Diputación de Ávila ha establecido como principal objetivo la apertura de vías de acceso en todos los municipios afectados por el temporal para pasar, en una segunda fase, a colaborar con los ayuntamientos que más dificultades presenten en la limpieza de sus municipios.

La reunión de coordinación del plan de nevadas de la Diputación de Ávila ha mantenido este lunes dos reuniones para realizar un seguimiento de la situación de las carreteras en la provincia, una actuación que se está llevando a cabo en tiempo real mediante la localización por GPS de los vehículos que actúan en cada zona.

Consulta aquí más noticias de Ávila.