"Han vivido un momento que, si lo pasamos cualquiera en nuestros vehículos, no nos gustaría absolutamente nada", ha admitido Rueda, a preguntas de los periodistas tras un acto en Marín (Pontevedra).

Es por ello que, tras celebrar que "afortunadamente" la situación se saldó sin daños personales, Alfonso Rueda ha asegurado que, en lo que atañe a las carreteras gallegas, el Ejecutivo del que forma parte sigue "alerta" y "tomando las medidas que deben tomarse ante situaciones meteorológicas como las que se anunciaron y se conocían".

El director general de Tráfico, Gregorio Serrano, ha mantenido este lunes que el colapso obedeció a "múltiples causas", relacionadas con "la copiosa y excepcional nevada", con la operación retorno de Navidad y con la decisión "poco acertada" de circular sin cadenas ni neumáticos de invierno pese a las advertencias de su departamento.

Sobre por qué la vía se convirtió "en una ratonera", ha dicho que las explicaciones corresponden a Abertis, la concesionaria, a la que ya se ha abierto un expediente informativo.

Consulta aquí más noticias de Pontevedra.