Los hechos ocurrieron entre febrero y mayo de 2014, cuando la menor, de 15 años y nacida en Paraguay, residía en varios pisos tutelados en Albacete, ya que tenía asumida la guarda voluntaria de la misma la Consejería de Sanidad y Asuntos Sociales en virtud de resolución de 10 de febrero de 2014.

La menor se evadió varias veces de los pisos en los que estaba residiendo, marchándose a vivir a casa de diferentes amigas, y, como carecía de medios de subsistenica, contactó en algunas ocasiones con una amigo de su madre, y acusado en este procedimiento.

Éste, al principio le prestó dinero sin exigirle nada a cambió, pero más tarde le dijo que, si él le ayudaba ella también "tenía que portarse bien con él", proponiéndole que, a cambio del dinero que el le dejaba, ella accediera a mantener relaciones sexuales.

La menor, ante la necesidad de dinero que tenía, accedió a las peticiones del acusado, manteniendo relaciones con él en dos ocasiones, una en abril y otra en mayo de 2014, entregándole el acusado a cambio 30 y 40 euros respectivamente, pese a que el acusado conocía la edad de la menor.

En otra de las ocasiones en que la menor se escapó, se fue, en compañía de una amiga, a casa de la también acusada en la causa, que se dedicaba a ejercer la prostitución en un piso en Albacete. Le dijo que tenía que pagarle 50 euros para vivir en una de las habitaciones de su casa y le propuso ganar dinero ejerciendo la prostitución en Madrid.

La menor en un principio accedió, pero finalmente decidió no hacerlo y abandonó el piso madrileño. Durante ese tiempo, para poder pagar el alquiler de la habitación, contactó con una amigo suyo, y tercer acusado en este procedimiento, con el que mantuvo relaciones sexuales a cambio de 50 euros, sabiendo también éste la edad que la menor tenía.

Consulta aquí más noticias de Albacete.