El cuatripartito y el Gobierno de Navarra van a reunirse esta semana en un grupo de trabajo para analizar cómo proceder con los 215 millones de euros que obtiene la Comunidad foral tras el acuerdo con el Estado sobre la aportación económica.

EH Bildu, Podemos e I-E han adelantado, tras la primera mesa y Junta de Portavoces del Parlamento foral en 2018, que quieren que ese dinero se destine a infraestructuras públicas, mientras que Geroa Bai también se ha mostrado partidario de esta idea, pero advirtiendo de que hay que tener en cuenta la legislación y a los interventores de Hacienda.

El portavoz de UPN, Javier Esparza, ha señalado que la presidenta del Gobierno y el consejero de Hacienda "hablaron de cubrir deuda". "No hay claridad, hay diferencias serias entre el cuatripartito y queremos que la presidenta lo aclare", ha indicado.

Por su parte, el portavoz de Geroa Bai, Koldo Martínez, ha incidido en que Navarra obtiene 215 millones "por la excelente gestión del consejero y su equipo en la negociación del Convenio" y ha censurado que "quien aprobó ley de estabilidad pide ahora que los 215 millones vayan a infraestructura". "Hay que estudiarlo con detenimiento y nos gustaría que al menos una parte vaya a lo social, a infraestructuras. Pero hay que estudiar en profundidad la ley para ver qué nos obliga. Y habrá que tener en cuenta que lo tienen que analizar los interventores de Hacienda", ha indicado.

El portavoz de EH Bildu, Adolfo Araiz, ha demandado la aprobación de un "potente plan de inversiones que afecte a infraestructuras". "Con voluntad política es posible atender necesidades de infraestructuras. Estamos estudiando el tema, se ha creado una comisión en el seno del cuatripartito y la voluntad es atender esas necesidades por encima de las dificultades que puedan existir. Estamos estudiando qué implicaciones puede haber desde el punto de vista legal", ha indicado.

En la misma línea, el portavoz de Podemos, Mikel Buil, ha planteado que el dinero se destine a infraestructura pública y ha destacado "la importancia del 0-3 años, de centros de servicios sociales, de la soberanía energética y alimentaria". "Estamos trabajando en el seno del cuatripartito", ha señalado.

La portavoz del PSN, María Chivite, ha presentado una pregunta para que la presidenta del Gobierno, Uxue Barkos, informe sobre este tema. "El Gobierno tiene prioridad para que los 215 millones vayan a deuda. El PSN cree que es necesario un buen plan de inversiones. No es cierto que ley de estabilidad presupuestaria priorice la deuda y no impide que vaya a inversión. Nosotros apostamos por inversión", ha asegurado.

Por parte del PPN, Ana Beltrán ha afirmado que "hay que cumplir la regla gasto" y ha planteando también que los 215 millones sirvan para que el Gobierno de Navarra deje de recaudar parte por la vía de los impuestos. "El mejor gasto social es reducir impuestos", ha indicado, para señalar que "los 18 millones adicionales" que el Gobierno prevé recaudar con la nueva reforma fiscal se obtengan con parte de los 215 millones y el resto vaya a amortizar deuda, "con lo que se reducen los gastos financieros".

Por último, el portavoz de Izquierda-Ezkerra, José Miguel Nuin, ha fijado la prioridad en el impulso de políticas públicas. "Lo que tenemos en el acuerdo presupuestario es que en ese marco se decidirá el destino de los 215 millones, que mucha parte tiene que ir a inversiones de políticas públicas. Rechazamos que vaya a amortizar deuda, no lo contemplamos. Hay formas para esquivar la interpretación de la regla de gasto que hace el Gobierno del PP", ha asegurado.

Consulta aquí más noticias de Navarra.