La delegada del Gobierno en Castilla y León, María José Salgueiro, ordenó esta medida de acuerdo con el protocolo de coordinación de actuaciones ante situaciones meteorológicas extremas por las nevadas que pueden afectar a la red de carreteras del Estado, desde este viernes y hasta nuevo aviso, según informa a través de un comunicado remitido a Europa Press.

El objetivo es asegurar la vialidad en las carreteras de titularidad estatal y prestar, si se da el caso, la atención adecuada a los ocupantes de los vehículos.

La campaña de vialidad invernal 2017-2018 en la red estatal en Castilla y León, puesta en marcha por la Delegación del Gobierno, cuenta con un dispositivo material de más de 430 máquinas quitanieves y un dispositivo de medios humanos integrado por casi 3.000 personas: 962 de las demarcaciones de carreteras (Occidental y Oriental); 1.500 de la Guardia Civil de Tráfico; 16 del Centro de Gestión del Tráfico en Castilla y León; 15 de Coordinación de Protección Civil; 12 de la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet); 116 de los Comités Ejecutivos de Emergencias; y 300 de la Unidad Militar de Emergencias (UME).

Consulta aquí más noticias de Valladolid.