El lehendakari, Iñigo Urkullu, ha expresado su "respeto" a la decisión del Tribunal Supremo de mantener en prisión al exvicepresidente de la Generalitat de Cataluña, Oriol Junqueras, aunque ha reiterado que el futuro de esa comunidad autónoma se debe abordar por "vías políticas", no por procedimientos "judiciales ni penales".

Urkullu, a través de un mensaje en sus perfiles en las principales redes sociales, ha analizado la decisión de la Sala de lo Penal del Tribunal Supremo de mantener la medida de prisión provisional que pesa sobre Junqueras por delitos de rebelión, sedición y malversación de fondos públicos relacionados con el proceso independentista de Cataluña.

El lehendakari muestra su "respeto" por la decisión de los magistrados del Tribunal Supremo, aunque mantiene la "esperanza" de que, antes de la constitución del Parlament y de las sesiones de investidura del próximo presidente catalán, "se adopten decisiones favorecedoras para abordar el futuro de Cataluña desde las vías

políticas; y no desde las vías judiciales y, menos, las penales".

Urkullu ha expresado su "preocupación" por la actitud que está manteniendo la Fiscalía, que había defendido ante el Supremo el mantenimiento en prisión de Junqueras.

El lehendakarti ha reiterado la declaración que efectúo el pasado mes de noviembre, cuando afirmó que las elecciones del 21 de diciembre en Cataluña, en la que las formaciones independentistas revalidaron su mayoría absoluta, "no son una solución por sí solas".

"PUNTO DE INFLEXIÓN"

Los comicios, según Urkullu, "pueden suponer un punto de inflexión" si, de acuerdo al resultado de los mismos, "se manifiesta con claridad una voluntad de dialogar, negociar y pactar sobre la realidad plurinacional del Estado".

"Si después de todo lo ocurrido se mantiene un respaldo claro a los partidos soberanistas, ¿qué van a hacer los poderes del Estado?", manifestó entonces -y reitera ahora- el lehendakari.

EXIGENCIA DE "CLARIDAD"

Urkullu ha emplazado al Gobierno español a que "manifieste con claridad un compromiso de negociación política sobre un nuevo modelo de encaje de las realidades nacionales basado en el concepto de soberanía compartida".

"No habrá solución a la crisis catalana sin diálogo y acuerdo. Es necesaria una expresión de compromiso claro de negociación política a partir del resultado de las urnas", mantiene el lehendakari.

El presidente del Gobierno Vasco ha insistido este viernes en que los poderes del Estado "han de atender la voluntad expresa de diálogo manifestada desde Cataluña". No obstante, precisa que esto es algo que "debe comenzar por materializarse entre los propios partidos catalanes".

Urkullu cree que "resulta muy difícil pensar en la constitución de un Parlament y la elección del president, de una manera mínimamente normalizada, sin restituir los escenarios previos al periodo de septiembre y octubre".

Según recuerda, "aquel proceso culminó con la aplicación del artículo 155, que supuso la suspensión del autogobierno y la convocatoria de unas elecciones que, con una alta participación, dan cuenta de la pluralidad y voluntades del pueblo catalán".

Consulta aquí más noticias de Álava.