Peatones caminan bajo la nieve en Nueva York
El gobernador de Nueva York, Andrew Cuomo, declaró el estado de emergencia en varias zonas del estado, incluida la ciudad de Nueva York, ante la fuerte tormenta que se registra desde primeras horas del jueves.  EFE/ALBA VIGARAY

El aeropuerto JFK de Nueva York, uno de los principales puntos de entrada a Estados Unidos, reanudó este viernes sus operaciones después de quedar suspendidas este jueves por la fuerte tormenta que sufrieron la ciudad y sus alrededores.

El aeródromo indicó que todos los vuelos se reanudaron a partir de las 7.00 hora local (12.00 GMT), aunque pidió a los pasajeros que confirmen con las aerolíneas por posibles retrasos o reprogramación de los viajes.

También quedaron restablecidas anoche las operaciones en el aeropuerto de LaGuardia, que solo tiene vuelos nacionales, y que también había suspendido sus operaciones por el fuerte temporal de nieve y viento, que había dificultado la visibilidad.

Según el portal FlightAware, hasta las 10.30 hora local de este viernes (15.30 GMT) se habían cancelado 292 vuelos con destino u origen JFK, muchos menos de los del jueves, 829. En LaGuardia se habían cancelado hoy 224 vuelos, frente a los 701 del jueves, mientras que en la terminal aérea de Newark la cancelación llegaba a 170 vueltos, frente a los 1.049 del jueves.

Aun así, sigue habiendo numerosas cancelaciones de vuelos a lo largo del día, que afectan no solo a los aeropuertos mencionados, sino también a la terminal aérea de Newark, en el estado de Nueva Jersey, que también sirve a Nueva York.

Nueva York y sus alrededores sufrieron el jueves su peor tormenta invernal de la temporada, que afectó especialmente a Long Island, a lo largo de la costa atlántica. Pero los efectos se notarán este viernes y el sábado por los fuertes vientos y las bajas temperaturas que se esperan.