El Plan de Nieve implica a los diferentes responsables de los distintos servicios municipales, con participación de la Policía Local, quien coordina la atención ciudadana más directa y situación del tráfico y de las calles, Bomberos, empleados del almacén municipal y trabajadores tanto de jardines como de los servicios de limpieza.

Servicios Locales recuerda que son cerca de 70 personas las que se movilizan para la retirada de nieve y el Consistorio dispone de cinco máquinas expendedoras de sal.

"Nuestra prioridad seguirán siendo los centros de salud y urgencias mientras que mañana, sin embargo, los centros docentes, podrán esperar al ser jornada festiva actuando en otras áreas en función de las necesidades", explica la concejal Ana Alegre. Este recurso también se coordina con el resto de administraciones.

Alegre insiste, por otro lado, en la colaboración ciudadana, que sigue siendo esencial sobre todo en las primeras horas. La precaución por parte de conductores y peatones, especialmente los más mayores, es vital para evitar contratiempos en los días en los que las condiciones meteorológicas son más adversas por nieve y hielo.

En líneas generales, el Plan de Nieve se mantiene operativo desde el mes de noviembre hasta abril con distintas fases de actuación previstas en función de la previsión meteorológica. Este se divide en dos. Primero, con una actuación en la jornada laboral para la limpieza y adecuación de calles. Segundo, con actuaciones de emergencia en función de la intensidad del temporal.

El Ayuntamiento insiste en pedir "prudencia y paciencia" a los vecinos cuando se produzcan estas situaciones y recuerda que "en caso de necesidad y emergencia se deben poner en contacto con la Policía Local para recabar su ayuda así como para avisar de puntos especialmente conflictivos por la acumulación de nieve o hielo o la existencia de circunstancias excepcionales".

Consulta aquí más noticias de Soria.