Autobús EMT
Autobús EMT EMT

La EMT València ha informado a sus trabajadores de la decisión de suspender la anterior bolsa de inspectores y volverla a convocar "en un futuro" ante "las denuncias de irregularidades cometidas por un representante del Comité de Empresa en el tribunal".

La decisión, según ha señalado en un comunicado, "se ha tomado tras quedar acreditado que se han vulnerado la obligación de sigilo, imparcialidad y confidencialidad, así como la de actuar con honestidad y ejemplaridad que debería tener un miembro del tribunal evaluador".

En vista de esta situación, desde la dirección gerencia se ha estimado que, "para mantener y asegurar en todo momento la transparencia del proceso, se debe anular y dejar sin efecto todas las calificaciones y la prueba de selección".

Respecto al expediente disciplinario abierto por esta situación, la dirección de empresa reafirma su decisión de "respetar al máximo" el derecho de defensa del trabajador involucrado y "trata como confidencial toda la información incluida en el expediente", por lo que no informará de las medidas adoptadas.

"GREZZI, RESPONSABLE POLÍTICO"

Por su parte, el concejal del grupo 'popular' en el consistorio Alberto Mendoza, después de conocer la decisión, ha manifestado que el presidente de la EMT, Giuseppe Grezzi, "es el responsable político de que esta prueba haya resultado un fiasco y de que no se haya garantizado la transparencia y la igualdad entre los aspirantes".

Mendoza ha criticado en un comunicado que la decisión de convocar de nuevo la bolsa no haya sido comunicada directamente a los miembros del consejo de administración de la empresa, "lo que pone en evidencia una vez más la falta de respeto de Grezzi a los representantes democráticos de los grupos políticos que forman parte de este órgano".

"El concejal de Movilidad ha estado ocultando información sobre este proceso selectivo," ha señalado y ha lamentado que tampoco hoy aclara "las causas exactas de esta decisión".

En relación con el expediente disciplinario que abrió Grezzi para depurar responsabilidades, ha afirmado que "es un auténtico misterio," ya que según ha destacado, "no se sabe a cuántos personas afecta ni qué consecuencias laborales podría tener."

"Es oscurantismo", ha dicho, y lo ha atribuido, a que Grezzi "es consciente de que algo no ha hecho bien en la EMT para verse obligado a repetir un proceso selectivo de personal".

A su juicio, la responsabilidad afecta también al alcalde Joan Ribó, de quien afirma que es "corresponsable directo de esta situación por permitir que Grezzi continué sembrando dudas sobre el funcionamiento de una empresa pública en la que debería estar garantizado al máximo la igualdad en cualquier proceso de promoción interna o de contratación de personal".

Consulta aquí más noticias de Valencia.