Jefatura de Policía Nacional de Palma, en la calle Simó Ballester
Jefatura de Policía Nacional de Palma, en la calle Simó Ballester EUROPA PRESS

Según han explicado desde el Cuerpo Nacional de Policía, el día 1 sobre las 09.00 horas, el joven llegó al domicilio materno en la zona de Cas Capiscol (Palma) junto a su novia y le pidió 20 euros.

Su madre, que sabía que su hijo consumía sustancias estupefacientes, se negó a darle dinero, hecho que provocó que este se pusiera a gritar, a golpear la paredes, a romper ventanas y a dejar inutilizado el ascensor. El agresor acabó incluso por coger una navaja y amenazar a la madre.

Un vecino, al darse cuenta de lo que estaba ocurriendo, avisó a la Policía y cuando los agentes llegaron encontraron a la madre y a la hermana en la calle.

Al subir al piso hallaron al joven visiblemente alterado y tras comprobar el estado de la casa -que contaba con numerosos desperfectos- se lo llevaron detenido.

Posteriormente, la madre también declaró que su hijo había cometido varios hurtos en la vivienda y que se había llevado dos televisores, joyas y algún libro para "mal venderlos" en la calle.

Al detenido se le imputa un delito de violencia doméstica y fue puestoa disposición judicial el pasado martes, día 2.