Así, para el secretario general de UGT, Mariano Carmona, aunque el descenso del paro "es siempre una buena noticia", éste, "como viene sucediendo en los últimos años responde exclusivamente a un empleo muy temporal y precario que sólo aporta al mercado laboral alivios momentáneos, no una solución estructural del desempleo".

En este sentido, Carmona ha destacado en un comunicado que si bien el paro en Cantabria descendió en diciembre más que otros años en las mismas fechas y el ejercicio de 2017 se cierra con la mayor disminución del desempleo interanual del país, todo ello se produce "a costa de rebasar por tercer año consecutivo el 93% de contratos temporales, de los que un 40% son de menos de siete días".

Al respecto, ha recalcado que, si se comparan el número de contratos y el menor desempleo registrados en diciembre, "cada desempleado menos viene a representar una media de casi 20 contratos, lo que confirma ese empleo tan precario y temporal" que quita paro un mes pero lo aumenta al mes siguiente.

El secretario general de UGT también ha recordado que este empleo "precario" incide de manera directa en el desempleo y en la tasa de cobertura de los desempleados (aquellos que perciben prestación sin contar el colectivo de sin empleo anterior), que en Cantabria alcanza un 53,15%, cuatro puntos menos que la media nacional en el mismo concepto (91,03%).

"Seguimos con más de la mitad de los desempleados sin prestación alguna (51% el pasado mes de noviembre) sin ingreso alguno que compense su difícil situación, lo cual confirma esa precariedad laboral que no permite a los trabajadores contratados alcanzar una prestación por desempleo contributiva", ha concluido Carmona.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.