Pasillo de la Escuela Municipal 3 Pins.
Pasillo de la Escuela Municipal 3 Pins.  MARINA LOPERENA

La Escuela Municipal Tres Pins, integrada en el Consorci d’Educació de Barcelona y impulsada el 1984, es la única en toda Catalunya con un modelo de aprendizaje bilingüe en el que se engloba el lenguaje de signos (en este caso en catalán) y el oral para niños sordos.

Este colegio situado en la montaña de  Montjuïc se acoge a la idea de que ser sordo no es una deficiencia sino que forma parte de la identidad total.

En la escuela parten del principio de "igual dignidad que comporta la inclusión". En este sentido la directora de la escuela Tres Pins, Ester Molins, ha explicado a 20minutos  que desde un punto de visto sociocultural "las personas sordas no son discapacitadas sino que pertenecen a una comunidad lingüística y social diferente: la de las personas sordas".

Desde esta perspectiva, en la escuela se rigen por la idea de que los menores sordos "no son discapacitados" sino que han de tener acceso a un lenguaje que no comprometa su capacidad de sentir o de hablar. "El niño debe tener  una primera lengua desde el primer momento, una lengua con la que no tenga ningún problema de comunicación", apunta Molins.  

La escuela cuenta este curso con 21 alumnos sordos que están repartidos en distintas clases. Debido a esta situación, normalmente en las aulas hay dos profesionales:un profesor y un logopeda.

"La escuela Tres Pins   trabaja con logopedas, que además del trabajo de rehabilitación de lenguaje, logopedia y audición, actúan de referentes, de maestros de apoyo y de mediadores de lengua de signos dentro del aula" ha explicado a este diario la coordinadora del equipo de logopedas del CREDA Pere Barnils asignadas a la Tres Pins, Gemma Gavilán. Así pues, los niños oidores mantienen un contacto habitual con la lengua de signos, cuando está el logopeda referente en el interior de la clase y además reciben una sesión semanal específica de lengua de signos.

Por su parte, Ester Molins explica que "los alumnos sordos se relacionan muy bien entre si. Tienen una lengua que les ayuda a comunicarse y a construir un lenguaje de nuevo".

¿Como llegan las familias a la modalidad bilingüe?

La directora del centro explica que la mayoría de alumnos actalmente provienen de familias sordas que tienen claro que la lengua natural de sus hijos tiene que ser la de signos, y por lo tanto buscan una escuela con este punto de vista. 

1.097 menores sordos

En Cataluña hay 1.097 niños y niñas sordos menores de 15 años según los datos de la Generalitat de 2016. De todos ellos, 21 reciben educación bilingüe en la escuela Tres Pins de Barcelona. En total el CREDA de Barcelona atiende a un total de 226 niños sordos en edad escolar, de los que un 28,3% (64) reciben educación bilingüe: 24 de ellos están escolarizados en Tres Pins, el resto en el instituto de educación secundaria Consell de Cent (11) y en el centro de educación especial Josep Pla. Siete más van a la universidad.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.