Por este tramo de autovía de dos carriles por sentido circulan actualmente 47.000 vehículos diarios, siendo el porcentaje de vehículos pesados muy elevado, alcanzando casi el 20%.

Gracias a la actuación de ampliación a tercer carril aumentará la capacidad de la autovía, mejorando el nivel de servicio y la seguridad de los usuarios, según ha informado el ministerio en un comunicado.

La longitud del tramo que se amplía es de 14,4 km y se estima un presupuesto de las obras de 84,3 millones de euros. El proyecto se localiza en los términos municipales de Orihuela, Santomera y Murcia.

En concreto, el proyecto aprobado se inicia a la altura del punto kilométrico 545 de la Autovía A-7 junto al enlace de Orihuela/Benferri y dentro del municipio de Orihuela para dirigirse hacia Murcia, conectándose con el trazado del futuro 'Arco Norte de Murcia', a la altura del punto kilométrico 559.

La longitud total aproximada es de 14,4 kilómetros y cuenta con tres enlaces y un total de 20 estructuras conformadas por 10 pasos inferiores, cinco pasos superiores y cinco viaductos.

Con objeto de mejorar la seguridad vial y cumpliendo la norma de trazado, se ha previsto la construcción de un cuarto carril entre el enlace de Santomera/Abanilla y el área de servicio de Santomera.

En esta misma línea de mejora de la seguridad vial, se colocará en la mediana separadora de los sentidos de circulación una barrera de seguridad de la máxima contención para evitar el cruce de calzada de vehículos de gran tonelaje. Asimismo, se han proyectado zonas de sobreancho en las curvas para mejorar la visibilidad de los vehículos que circulan por la autovía.

Durante la redacción del proyecto se han mantenido contactos con las distintas administraciones responsables del control y seguimiento de los aspectos medioambientales para conseguir la "máxima" adaptación del proyecto y para minimizar las afecciones al entorno, incluyéndose las medidas correctoras, han indicado las mismas fuentes.

Entre las medidas ambientales incluidas en el proyecto, valoradas en unos 4,5 millones de euros, destaca la colocación de pantallas antirruido, pavimento asfáltico fonoabsorbente, reciclado de mezclas bituminosas, adaptaciones de pasos para la fauna, reposición de vías pecuarias, revegetaciones y medidas de protección de los suelos y de la vegetación existentes.

Consulta aquí más noticias de Valencia.