El sindicato de la Urbana exige a Colau que cesen las agresiones de manteros por falta de efectivos

  • Denuncian que una "batalla campal" entre manteros y agentes el sábado pasado en plaza de Catalunya hirió a cinco policías, a uno de ellos de gravedad.
  • Han dirigido un escrito a la alcaldesa de Barcelona en el que aseguran que los vendedores ambulantes ilegales les reciben "con piedras" y son cada vez "más agresivos".
  • Piden a Colau la redacción de un nuevo procedimiento operativo para estas intervenciones.
Imagen del guardia urbano herido en el ojo por un grupo de manteros en Barcelona.
Imagen del guardia urbano herido en el ojo por un grupo de manteros en Barcelona.
SINDICATO CSI-F

El sindicato CSI-F Catalunya (Central Sindical Independiente y de Funcionarios), que representa al cuerpo de la Guàrdia Urbana de Barcelona, ha emitido este martes un comunicado en el que achaca a la "permivisidad"del Ajuntament y a la "falta de efectivos" sucesos como la "batalla campal" entre manteros y agentes el sábado pasado por la tarde en la plaza de Catalunya, que se saldó según el cuerpo policial con cinco agentes heridos, uno de ellos de gravedad.

Creen que la falta de medidas por parte del Consistorio para atajar el fenómeno del 'top manta' en el centro de la ciudad está impidiendo que se pueda frenar en las calles a "estas mafias de venta ilegal que cada vez son más agresivas", aseguran en su escrito desde el sindicato.

Los agentes declaran que a causa de esta problemática a la que ven poca voluntad pública de solución "el comercio está gravemente afectado, la imagen de la ciudad se deteriora y el respeto de los manteros hacia los agentes de la autoridad es nulo. Nos reciben con piedras".

Falta de recursos de los agentes

"La falta de recursos humanos en la policía se incrementa al retirar las partidas presupuestarias para los refuerzos. Están provocando una precariedad laboral y falta de seguridad de los agentes que, por estas carencias en los recursos humanos, abordan servicios problemáticos sin contar con efectivos suficientes. De hecho, tenemos distintos de la ciudad con serios problemas en turnos diurnos y nocturnos, para cubrir servicios ordinarios, faltas de mandos intermedios en los diferentes turnos".

Por ello, el sindicato exige a la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, no solamente que "condene estos actos" sino que "priorice la seguridad de la ciudad y de su propia policía y luche por la legalidad", así como que deje de "dar apoyo" al colectivo de manteros.

En una carta que dirigen a la alcaldesa, le piden "que no se vuelva a repetir ninguna agresión más a los agentes por falta de efectivos y de planificación de las intervenciones".

Los hechos del pasado sábado en la plaza de Catalunya se produjeron por la tarde, cuando agentes de paisano de la Urbana destinados en la comisaría del Eixample intervinieron preventivamente sobre la venta ambulante.  Según la versión sindical y policial descrita en la misiva que remiten a Colau, "de repente, y con una extrema violencia, los manteros comenzaron una brutal agresión lanzando piedras y todo tipo de objetos contundentes a los agentes, causando lesiones graves a uno de ellos en un ojo, y heridas de diversa consideración a otros cuatro".

Además, piden a Colau un nuevo procedimiento operativo para estas intervenciones policiales y que se den instrucciones claras para que "no se intervenga si no se dan las condiciones de seguridad para los agentes y los ciudadanos".

El PDeCAT dio su apoyo público el pasado sábado a los agentes denunciando que las agresiones de los manteros en Barcelona han dejado de ser un hecho aislado y también pidieron a la alcaldesa un cambio de actitud y medidas para atajar la situación.

Los manteros se defienden

Un integrante del sindicato popular de vendedores ambulantes expresa a 20minutos su "sorpresa" ante el comunicado de la Urbana, que ven más propio de estar en "campaña electoral".

Explica que el pasado sábado, los agentes llegaron a la plaza "con mucha violencia" a diferencia de la actitud disuasoria y pacífica que habían mantenido en los últimos meses con el colectivo ya que la tensión se encontraba enfocada en el "procés soberanista", asegura.

Respecto a los urbanos heridos, desde el sindicato indican que rechazan cualquier tipo de violencia y que "si cualquier compañero se equivocó hablaremos con él".

El sindicato apuesta por regularizar a sus integrantes, seguir expandiendo su propia marca de ropa y buscar alianzas con asociaciones. Pero asegura que en ese plan no cuentan con el Ajuntament, con el que no han hablado en casi todo el año.

Dice que el diálogo con los representantes municipales se rompió hace tiempo, "cuando vimos que la presión policial tenía más impacto en el Ajuntament que los movimientos sociales".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento