La película Star Wars: Los últimos Jedi ingresó desde su estreno 220 millones de dólares en Estados Unidos, la segunda mejor marca de todos los tiempos, por detrás de su hermana Star Wars: El despertar de la Fuerza, ha informado este domingo la web especializada The Hollywood Reporter.

Los últimos Jedi abrió con un 11% de ingresos menos que el impresionante lanzamiento de El despertar de la Fuerza en el mismo fin de semana de 2015, una hazaña rara en la era de las secuelas que entonces logró 247,9 millones de dólares.

A nivel internacional, la nueva entrega de la saga galáctica creada por George Lucas ya ha superado los 450 millones de dólares (381,8 millones de euros) en la taquilla mundial. La cinta dirigida por Rian Johnson ha conseguido esta recaudación récord en su primer fin de semana en cines, convirtiéndose en el quinto mejor estreno de la historia.

El octavo episodio de la franquicia de Lucasfilm ha entrado en el ránking de las cintas más taquilleras en su fin de semana de estreno, en la que se encuentran Fast & Furious 8, Star Wars: El despertar de la Fuerza, Jurassic World y Harry Potter y las Reliquias de la Muerte. En concreto, en España la cinta ya ha amasado más de 7 millones de euros desde que llegó a los cines el 15 de diciembre.

Star Wars: Los últimos Jedi continúa el viaje de Rey (Daisy Ridley) y su iniciación como caballero Jedi con la ayuda de Luke Skywalker (Mark Hamill). Por su parte, la Resistencia liderada por la General Leia trata por todos los medios de hacer frente a la malvada Primera Orden.

El reparto de la cinta vuelve a estar integrado por Adam Driver (Kylo Ren), Oscar Isaac (Poe Cameron), John Boyega (Finn), Andy Serkis (Snoke) y la fallecida Carrie Fisher (Leia Organa). A ellos se les suman Kelly Marie Tran (Rose Tico), Gwendoline Christie (Capitana Phasma), Benicio del Toro (DJ), Lupita Nyong'o (Maz Kanata), Laura Dern (Vicealmirante Amilyn Holdo) y Domhnall Gleeson (General Hux).