El Consello Forestal se reunirá este lunes, 18 de diciembre, para avanzar en la revisión del plan forestal de Galicia, en un momento en el que acaba de ser constituida la comisión en el Parlamento que abordará cambios en la política contra incendios en la comunidad.

Representantes de la Consellería de Medio Rural, del sector, de las comunidades de montes vecinales, Asociación Forestal de Galicia, la industria, el Clúster de la Madera, sindicatos y universidad participarán en la reunión, prevista para las 11,30 horas.

En el orden del día figuran dos puntos: la actualización del plan forestal, que data de 1992, y la

presentación del borrador del decreto por el que se crea y desarrolla el registro de masas consolidadas de frondosas autóctonas.

El plan forestal de Galicia del año 1992 fue un documento básico que estableció un modelo forestal a largo plazo con el fin de mantener una coherencia en las intervenciones en el monte y en los sectores derivados.

GRUPO DE TRABAJO

El Consello Forestal de Galicia acordó en 2014 crear un grupo de trabajo, que nació, según recoge Medio Rural en su página web, para dar respuesta a "la demanda de la sociedad gallega" para que se acuerde el modelo de monte en el futuro que sirva de "guía" en la elaboración de la revisión del plan forestal.

En diciembre de 2015, el grupo de trabajo finalizó su trabajo y aprobó el texto de las directrices por consenso, con abstención del representante de Amigos da Terra.

La conclusión fue que este documento debe considerarse "como el resultado de la labor del grupo de trabajo en su conjunto", apunta Medio Rural. Así, el grupo acordó una serie de recomendaciones a la Xunta para la redacción de la revisión del plan.

OLA DE INCENDIOS

Tras la ola de incendios del pasado octubre, que calcinó más de 49.000 hectáreas en la comunidad, de nuevo se abrió el debate en Galicia sobre la ordenación del monte y cuáles han de ser las políticas forestales que aplique la Xunta.

Uno de los puntos siempre candente, el de la superficie plantada de eucalipto, volvió a ser denunciado por grupos políticos y asociaciones ecologistas, que critican que, si bien el plan forestal de 1992 fijaba un tope de 245.000 hectáreas para el horizonte de 2032, a fecha de 2017 el dato se eleva por encima de las 400.000 hectáreas.

Entre las 30 medidas que anunció el titular del Gobierno gallego, Alberto Núñez Feijóo, como reacción a lo ocurrido el 15 de octubre (cuando los fuegos provocaron cuatro muertes en la comunidad), figura la prohibición de plantas eucalipto, pino y acacia (especies pirófilas) en los perímetros de 50 metros en torno a los núcleos poblados.

Consulta aquí más noticias de A Coruña.