Aranburu LAB
Aranburu LAB EUROPA PRESS

La secretaria general de LAB, Garbiñe Aranburu, ha acusado al PNV de "adormecer" las aspiraciones soberanistas y renunciar al derecho a decidir con su apuesta por la bilateralidad y las referencias a un Estado Confederal. Además, ha asegurado que el 'procés' catalán será "una carrera de obstáculos" y ha mostrado su convicción de que, tras el 21D, el bloque soberanista deberá rediseñar su estrategia para buscar la fórmula "más eficaz" de lograr sus objetivos.

En una entrevista concedida a Europa Press, la máxima dirigente de LAB ha asegurado que, en estos momentos, seguir hablando de bilateralidad, como hace el lehendakari, Inigo Urkullu, de conceptos como el Estado Confederal, de una "relación de igual a igual" con el Estado y de soberanía compartida supone, por parte del PNV, "una forma de renunciar a un proceso soberanista".

"Hoy por hoy, no hay camino que recorrer en esa dirección con el Estado español. Hoy por hoy, el derecho de decidir no cabe en la legislación estatal, en la Constitución", ha manifestado.

Por ello, cree que lo que hay que hacer es apostar por la "soberanía plena", una opción que, de llevarse adelante, precisará de la puesta en marcha un proceso soberanista, lo que va a requerir "un nivel de confrontación con el Estado".

"ADORMECER LAS ASPIRACIONES SOBERANISTAS"

"Eso es a lo que quiere renunciar el PNV y a lo que está renunciando el PNV y, de esta manera y con este tipo de declaraciones, lo que hace es adormecer esas aspiraciones soberanistas, generar expectativas de que es posible hacerlo de otra manera", ha apuntado.

Aranburu defiende "tejer alianzas" entre quien "realmente" apuesta por el proceso soberanista y por el derecho a decidir, "sin descartar a nadie o sin dejar a nadie fuera pero sin estar esperando a nadie porque, de lo contrario, es una forma de alargar y alargar y eso se va a ver de alguna manera en la negociación del debate del autogobierno".

La líder de LAB ha añadido que, en la actualidad y tras las críticas por el acuerdo del Cupo, "ni siquiera se puede decir que esté garantizado el nivel de autogobierno existente". "Hoy por hoy, mantener ese nivel de autogobierno también puede ser una pelea por toda esa involución política que está llevando a cabo el Estado y, si no es así, como mucho, puede caber alguna revisión del nivel de autogobierno existente, pero para nada vemos que haya ninguna posibilidad con el Estado de llegar a un acuerdo para respetar la soberanía y el derecho a decidir de este pueblo", ha asegurado.

Aranburu ha señalado que el modelo de LAB es el de una apuesta por la "plena soberanía" para transformar

la realidad social. "Y desde luego al PNV no le vemos en esas claves, está cómodo en el marco actual, defiende las mismas políticas neoliberales que el PP en Madrid pero con Label vasco y ahí se mantiene el nivel de autogobierno existente, vemos al PNV en posiciones bastante cómodas", ha manifestado.

Por ello, considera que la pregunta que hay que hacer al PNV es qué haría si, tras recorrer "la senda de la bilateralidad", no hay un Gobierno receptor. "Por eso digo que seguir apelando a la bilateralidad nos parece una forma de no entrar al debate de fondo, de no impulsar ese proceso soberanista y de renunciar al derecho a decidir, ha señalado.

CATALUÑA

Aranburu ha analizado la situación en Cataluña y ha indicado que las elecciones del 21 de diciembre son unos comicios "impuestos" , teniendo en cuenta que hay personas que están en la cárcel, "otras en el exilio" y que la autonomía está "suspendida". Por lo tanto, cree que no se puede hablar de unas "elecciones normalizadas", pero sí considera que serán un "punto de inflexión bastante importante" y marcarán "el devenir del proceso catalán durante los próximos meses y años".

A su juicio, la "primera batalla" que se va a librar en esas elecciones tiene que ver con la "medición de fuerzas" entre e"l bloque estatalista y el soberanista". "Pero luego también hay otra batalla que se tiene que librar en el bloque soberanista, ahí también habrá que ver cómo quedan las fuerzas", ha apuntado.

La dirigente de LAB ha indicado que, en función del resultado de las elecciones, les corresponderá continuar con el diseño del proceso soberanista y establecer "los siguientes pasos" a dar. No obstante, ha asegurado que no va a ser "una carrera de 100 metros lisos", sino que es "una carrera de obstáculos". "Va a

haber muchos obstáculos en el camino que hay que superar y eso te lleva un poco a estar permanentemente analizando cuál es la situación y ver si hay que revisar la estrategia o hay que readecuarla para que sea más eficaz", ha manifestado

Por lo tanto, considera que, teniendo en cuenta que, "con el Estado y, dentro de las actuales reglas de juego y dentro de la Constitución, no cabe el derecho a decidir y no hay ninguna posibilidad de llegar a un acuerdo bilateral", el bloque soberanista, dependiendo de los resultados del 21 de diciembre, "tendrá que rediseñar cómo va a seguir adelante y cómo defender el mandato de las urnas del 1 de octubre".

PRESOS MARCHA PARÍS

Por otra parte, ha afirmado que la marcha del pasado 9 de diciembre en París en apoyo a los presos de ETA "no fue una manifestación más" y ha destacado el papel que están adoptando "la sociedad y las instituciones de Ipar Euskal Herria".

"En Hego Euskal Herria vemos que es imposible esos acuerdos que han alcanzado en Ipar Euskal Herria y eso ha posibilitado abrir una interlocución con el gobierno francés una interlocución que ha empezado a dar algún pequeño resultado, aunque queremos ser prudentes porque, de ahí, tampoco queremos llegar a decir que la política penitenciaria de Gobierno francés ya está en vías de tomar otro rumbo o de modificarse porque el Gobierno francés siempre ha estado muy pendiente del Gobierno español y siempre ha estado muy ligado a sus decisiones", ha indicado.

Aranburu, ha asegurado que la apuesta del sindicato va a ser trasladar "el modelo de Ipar Euskal Herria a Hego Euskal Herria". "Tenemos que buscar la implicación de las instituciones, de los movimientos sociales y sindicales y la sociedad civil para seguir presionando al Gobierno de Madrid", ha precisado.

La dirigente de LAB cree que se dio "un pequeñito paso" con la declaración aprobada en los Parlamentos vasco y navarro sobre los presos enfermos y la que también acordaron todos los sindicatos.

Tras recordar que la mayoría sindical, junto con UGT, se movilizó para exigir la liberación del preso gravemente enfermo Ibon Iparragirre, ha apuntado que "ese es el camino", y hay que "extender esos acuerdos a ámbitos más generales, hay que terminar con la dispersión y hay que acordar vías para que se dé una salida o para que vuelvan todos

a casa". En este sentido, ha asegurado que LAB va a seguir trabajando dentro del Foro Social para que se puedan llegar a más acuerdos.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.