La residencia Juan XXIII
La residencia Juan XXIII, clausurada provisionalmente en junio. JORGE PARIS

El Gobierno regional ha decretado el "cierre total y definitivo" de dos residencias privadas para mayores en Alcobendas y San Sebastián de los Reyes, según ha anunciado el vicepresidente primero del Gobierno madrileño, Ignacio González tras el Consejo de Gobierno. La decisión obedece a "importantes deficiencias" en la atención sociosanitaria de los usuarios.

La residencia cerrada en Alcobendas es la Juan XXIII y en San Sebastián de los Reyes la San Eduardo.

Una de las residencias, la de Alcobendas, estaba cerrada cautelarmente desde junio.
La residencia Juan XIII se encotraba clausurada desde el pasado 28 de junio, cuando el Ejecutivo regional ordenó su cierre cautelar al constatar deficiencias de funcionamiento. Ya no quedaba ningún mayor dentro del centro, ya que todos fueron reubicados en otros geriátricos. La Comunidad ha impuesto al dueño una multa de 100.000 euros.

Humedades, pintura desconchada...

La residencia San Eduardo, de San Sebastián de los Reyes, por su parte, ha sido cerrada porque acumulaba infracciones graves de mantenimiento y conservación y deficiencias en la atención higiénico sanitaria.

El dueño tendrá que pagar una multa de 120.000 euros. Según la Consejería de Familia y Asuntos Sociales, la residencia tenía humedades, puertas deterioradas y pintura desconchada. Además, había una atención "insuficiente" por parte del personal y las camas estaban en mal estado. En el momento de la última inspección, este mes, había 65 residentes.

La Comunidad ha asegurado que facilitará un listado de residencias privadas a las familias en un plazo de un mes. Además, les garantiza que acudirá "a diario para que que se cumplen los requisitos", según la Consejería de Familia y Asuntos Sociales.